Elecciones: “Ventaja sistemática” de los oficialismos sobre la oposición

elecciones-en-argentina-300x350CABA. Un estudio de Cippec evidencia que en las elecciones de gobernador, los oficialismos tienen una “ventaja sistemática” sobre la oposición. Se propone pensar en un “poder más repartido”, la “construcción de acuerdos” y en establecer  límites a la reelección para “moderar” dicha superioridad.

Desde 1987, los oficialismos provinciales obtuvieron en promedio entre un 7 y un 18 por ciento más de votos que los partidos de oposición. En 2011, los oficialismos ganaron en 20 de los 22 distritos que eligieron gobernador.

Según revela la investigación de CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento), las ventajas que tienen los partidos oficialistas generan elecciones a gobernador cada vez menos competitivas.

Para determinar si los oficialismos gozan de ventajas sistemáticas y en qué medida los comicios provinciales son competitivos, Cippec analizó los resultados de todas las elecciones a gobernador desde1983. Con el paso del tiempo, la proporción de elecciones definidas por márgenes superiores al 20 por ciento aumentó consistentemente.

“El último ciclo electoral muestra los márgenes de victoria más amplios desde 1983, lo que revela que las elecciones a gobernador son cada vez menos competitivas”, indicó Julia Pomares, directora del Programa de Política y Gestión de Gobierno de Cippec.

Así, entre 1987 y 2011 la proporción de victorias oficialistas nunca bajó del 70 por ciento y, en 2011, alcanzó su punto máximo con un 91 por ciento.

El estudio indica que la ventaja oficialista varía según el partido de gobierno. El PJ en el gobierno es el que obtiene más rédito, obtiene en promedio un 14 por ciento más de votos positivos que la oposición y una probabilidad de victoria de un 33 por ciento mayor. En cambio, la UCR no logra capitalizar electoralmente el hecho de ser gobierno.

Por su parte, los partidos provinciales obtienen un 10 por ciento más de votos y un 25 por ciento más de probabilidades de ganar que la oposición.

En 7 de los 24 distritos argentinos no hay alternancia desde 1983 (Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Neuquén, San Luis y Santa Cruz). Desde 1983, 58 gobernadores se postularon para ser reelegidos y solo 7 no lo consiguieron.

Las ventajas de los oficialismos varían según las provincias

Aunque en todos los distritos los oficialismos corren con ventaja, la magnitud de la ventaja oficialista varía notablemente entre las provincias. 

En Formosa, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero, Neuquén y La Rioja la probabilidad de victoria del oficialismo es del 100 por ciento.

En Santa Fe, Buenos Aires, Jujuy, Córdoba, Catamarca, San Juan y Río Negro la probabilidad de victoria es considerablemente más alta para los candidatos del partido gobernante, pero la diferencia de votos indica que la oposición logra acumular una cantidad de votos importante en las urnas.

Por su parte, Chaco, Entre Ríos, San Juan, Salta y Tucumán consolidaron recientemente una profunda ventaja oficialista y, a partir de 2003, la brecha entre oficialismo y oposición se agrandó hasta rondar el 50 por ciento de los votos. 

Sobre “límites y contrapesos” al poder

La coordinadora del Programa de Política y Gestión de Gobierno de Cippec, María Page, destacó: “Un poder más repartido no solo genera las condiciones para que funcione el sistema de pesos y contrapesos, sino que tiende a construir acuerdos, permite repartir responsabilidades y resulta más efectivo para contener la disputa de poder dentro de las instituciones”, señaló María Page.

“Los límites a la reelección moderan la ventaja oficialista, donde hay límites, la ventaja es más tenue”, explicó Page.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *