Debatieron en Córdoba sobre Desarrollo Regional

Prensa 1editCon la organización de la Universidad Católica de Córdoba y el Grupo Bapro se desarrolló en la capital cordobesa el seminario internacional “Regiones y desarrollo local: actualidad y perspectivas”.

El evento contó con la participación de diversos actores de la sociedad local, entre los que se destacaron figuras políticas de diversos partidos, empresarios locales, miembros del mundo académico, representantes de organizaciones sociales y expositores extranjeros, quienes intercambiaron enfoques sobre el desarrollo regional, teniendo como eje central la provincia de Córdoba.

Del campo de la política, estuvieron: el Vice intendente de la ciudad de Córdoba, Marcelo Cossar; el Intendente de Villa María, Eduardo Accastello; el flamante titular del Instituto de Planificación Municipal, Rubén Martí; la concejal Olga Riutor y el secretario de integración regional, Herman Olivero, entre otros.

En la oportunidad, el presidente del Grupo Bapro, Santiago Montoya aseguró que “el mundo nos muestra que debemos pensar en regiones cuando planificamos el desarrollo de las sociedades en los próximos años”, y aclaró que “Córdoba está para más y debe liderar un cambio de modelo productivo que pueda ayudar al desarrollo nacional”.

En ese sentido, el funcionario que forma parte del equipo del gobernador Daniel Scioli, manifestó que “pensar en regiones es una herramienta clave para enfrentar problemáticas globales, nacionales y locales que genera la concentración poblacional, y (Córdoba) la indicada para cumplir con las aspiraciones de federalismo, calidad de vida, desarrollo productivo y calidad democrática, muchas veces incumplidas total o parcialmente”.

La mirada sobre Córdoba

Montoya  sostuvo que “Córdoba muestra un fuerte desequilibrio en el desarrollo de sus regiones, evidenciado principalmente por la distribución del producto y por la correlación inversa entre los indicadores sociales y la concentración poblacional”, y remarcó que “la contracara de la concentración poblacional y el desarrollo económico en el centro de la provincia es el rezago del interior, sobre todo del noroeste de la provincia”.

Para superar esto, propuso que la provincia mediterránea  “debe seguir el camino del desarrollo estratégico en base a regiones. No podemos imaginar la Córdoba de los próximos años sin pensar en una provincia integrada y con un desarrollo más igualitario”.

Por su parte, el decano de Ciencia Política y RR II (UCC), Alejandro Groppo, valoró el encuentro con diferentes actores, y sobre el rol que le toca a la universidad, expresó que el objetivo fue “ser un vínculo de articulación y de escenificación de un debate que está pendiente en la Argentina y en Córdoba que es el tema del desarrollo regional y la dimensión territorial del desarrollo económico”.

“Se invito a actores políticos, expertos internacionales, al sector empresarial e industrial y a técnicos gubernamentales y académicos; para que desde estas cuatro perspectivas propongan ideas y, de alguna manera, planteen los últimos debates y decisiones que se toman o se han tomado en la Argentina sobre el desarrollo”, comentó Groppo.

Dos claves: Redistribución del poder y nuevo liderazgo político

Ante la consulta de Agenda 4P, el decano priorizó dos grandes temas en materia de desarrollo regional para tener en cuenta en la agenda.

“Lo primero, es que el desarrollo regional implica siempre una voluntad política de compartir el poder, y de una decisión política de descentralizar y de desconcentrar, que siempre implica, redistribuir el poder de quienes tienen la capacidad de toma de decisión”, afirmó el politólogo. A lo que agregó: “y no siempre, eso se quiere hacer”.

Sobre el segundo aspecto a valorar, Groppo puntualizó en el estilo de liderazgo político, “en el cual este hecho carne el discurso del desarrollo económico regional y la importancia de que hoy el mundo va hacia un proceso de regionalización. Lo que implica, articulación de actores diversos, y por lo tanto, un estilo de liderazgo y un modo de pensar la política diferente a la homogenización y de la centralización, incorporando a nuevos actores y nuevas demandas”.

Largo plazo

El decano de la facultad de Ciencia Política de la UCC entiende que todos los procesos de desarrollo local y regional son de “más de diez años”.

La planificación de dichos procesos son de muy largo plazo y la mirada a corto plazo resultaría ser “una enemiga de la regionalización”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *