El sector empresario calificó de “accionar intimidatorio” y pidió la intervención de los estamentos de gobierno

CASAC desabastecimientoCórdoba. El denominado G6 que agrupa a las principales entidades empresarias  alertaron sobre las “graves consecuencias” de la prolongación del conflicto inter-sindical y el “riesgo inminente de mayor desorden social” que puede generarse con el “recrudecimiento” de medidas de acción directa.

Calificaron como un “accionar intimidatorio” las extremas medidas que el sector sindical de camioneros -liderado por Pablo Moyano- lleva a cabo con los bloqueos a cuatro empresas supermercadistas de la ciudad de Córdoba.

“Se cercenan derechos y garantías constitucionales que involucran al resto de los actores sociales, sean estos trabajadores, empresarios, consumidores o simples ciudadanos que desean vivir en convivencia democrática en el marco del estado de derecho y el funcionamiento republicano”, señalaron en un comunicado.

Las instituciones empresarias hicieron un llamado “a la prudencia y moderación” frente a la situación actual por la que atraviesa el conflicto. Y exhortaron -de manera imperiosa- que “las autoridades de las diferentes instancias institucionales (administrativas, gubernamentales y judiciales) con competencia directa en este asunto actúen con la mayor celeridad y la mayor responsabilidad posible para encauzar esta disputa y evitar consecuencias más gravosas para toda la sociedad”. 

“Más allá de las naturales diferencias políticas existentes entre distintos actores, autoridades gubernamentales y dirigentes políticos y sociales, no existe fundamento alguno para que tales diferencias se diriman en el marco de conflictos sectoriales donde la pasividad, la omisión o la intencionalidad buscan obtener presuntos réditos políticos frente a una sociedad que está ya cansada de observar la utilización de este tipo de conductas políticas para dirimir las lógicas controversias en una sociedad plural”, argumentaron desde las instituciones empresarias con un mensaje claro y sin vueltas a los estamentos políticos.

En ese contexto, el núcleo empresario G6 manifestó que “se hace absolutamente necesario en estos momentos poner en vigencia, de manera urgente, acciones e instrumentos adecuados con el objetivo de encauzar un conflicto inter-sindical en el marco institucional republicano, el respeto a las leyes y la preservación de derechos colectivos por sobre los intereses particulares”. 

Cabe recordar que los bloqueos sobre cuatro centros de distribución de supermercados, por parte de camioneros, se mantienen desde la noche del domingo último, debido al conflicto por el encuadramiento sindical de personal. El miércoles, volvería a Córdoba el líder de camioneros, Pablo Moyano.

Gobierno de De la Sota

gobernador3Se conoció que el gobierno provincial presentó ayer (sábado) ante la Justicia Federal una acción de amparo, solicitando su intervención para buscar una vía de solución, que ponga fin a la protesta de camioneros que se inició hace una semana.

La medida cautelar solicitada señala que “el Gobierno de Córdoba afirma que mantendrá el orden público, pero sostiene asimismo que lo correcto y justo es que Tomada resuelva en 24 horas los recursos interpuestos por los sindicatos en su ministerio”.

Además, desde el gobierno de De la Sota “responsabiliza al gobierno nacional de promover conflictos que debe resolver, y manifiesta que de no hacerlo, promoverá las correspondientes denuncias por incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos”.

 

El G6 está integrado por la Bolsa de Comercio de Córdoba, la Cámara de Comercio de Córdoba, la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba, la Cámara Argentina de la Construcción Delegación Córdoba (Fedecom) y la Unión Industrial de Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *