Recordaron los 9 años de la tragedia de Cromañón

cromañon tragediaBuenos Aires. “Nos reunimos acá, nos fortalecemos; es una manera de reivindicar nuestra lucha y pedir justicia, para que todos los responsables sean castigados”, dijo a Télam José Guzmán, papá de Lucas, uno de los jóvenes fallecido en el boliche cuando comenzaba un recital del grupo Callejeros y una bengala inició el incendio al impactar en una mediasombra.

La familia de Lucas desplegó un cartel que lo mostraba con una remera del grupo La Renga y junto a su amiga Liz, que también murió esa fatídica noche. Guzmán contó que había perdido el estandarte en el colectivo 88 pero “un alma generosa, de esas que nunca faltan, lo devolvió conmovida”.

Las anécdotas cotidianas se compartían en el lugar donde los sobrevivientes y sus familias erigieron un “santuario”: la esquina de Bartolomé Mitre y Ecuador, frente a la estación de trenes, donde las fotos de las víctimas sus zapatillas extendidas en lo alto son símbolo de la tragedia y recuerdan que la mayoría de los fallecidos fueron adolescentes y jóvenes.

“La música no mata, lo que mata es la irresponsabilidad de funcionarios, empresarios, policías, agentes de control”, resaltó Nilda Gómez, mamá de Mariano, quien tenía 20 años al momento de su muerte en el boliche.

Ella, junto a otros familiares que formaron la asociación civil de víctimas de la inseguridad social en Argentina (Avisar), confía en que la Corte Suprema de Justicia “revea la causa y la caratule como estrago doloso, que es lo que corresponde”.

Por el hecho están cumpliendo condena el ex gerenciador de Cromañón, Omar Chabán; su mano derecha, Raúl Villarreal, y los integrantes de Callejeros: Patricio Fontanet, Maximiliano Djerfy, Elio Delgado, Eduardo Vásquez, Juan Carbone, Cristian Torrejón, Daniel Cardell y el manager Diego Argañaraz.

Además, continúan presos el ex subcomisario Carlos Díaz y los ex funcionarios porteños Ana María Fernández (con prisión domiciliaria), Fabiana Fiszbin y Gustavo Torres.

“Esto no fue un accidente, no es un estrago culposo que fue la carátula por las que se los juzgó, acá hay que conseguir un fallo ejemplar para que funcionarios y empresarios cumplan con las normas de seguridad y no exista nunca más un Cromañón”, agregó Gómez.

Un árbol de Navidad formado con fotos circulares de las 194 víctimas está ubicado en el centro del oratorio cobijado por la cruz cristiana, la estrella judía y la media luna musulmana.

Como cada 30 de diciembre familiares, amigos y sobrevivientes recorren la avenida Rivadavia en una marcha que termina en Plaza de Mayo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *