Fondos Buitre: Griesa declara a Argentina en desacato

Thomas-GriesaNueva York/Argentina. El juez Thomas Griesa declaró este lunes a Argentina en desacato por sus intentos de violar la cláusula de pago simultáneo a los bonistas y se reservó el derecho a imponer sanciones.

Al justificar su fallo, el magistrado estadounidense también consideró en desacato el intento de las autoridades del país de llevar el caso a la ley argentina con su última propuesta de reestructuración.

Griesa aseguró que Argentina “ha evitado, intentado no cumplir y casi ignorado” las órdenes del juzgado, motivo por el que decidió declarar al país “en desacato”.

En cuanto a las posibles sanciones económicas a las que se enfrenta Argentina por este desacato, el juez se reservó la decisión para más adelante pese a que los fondos especulativos habían pedido que fuera de unos 50.000 dólares diarios.

La cláusula “pari passu” ordenada por Griesa el 23 de febrero de 2012 no permitía a Argentina pagar a los bonistas que aceptaron los canjes de 2005 y 2010 sin hacer un pago equivalente a los tenedores de bonos no reestructurados, los llamados fondos “buitres”.

Sin embargo, el gobierno argentino giró el pasado 26 de junio aproximadamente 1.000 millones de dólares a los bonistas reestructuados, algo que fue bloqueado por el magistrado.

De esos 1.000 millones, poco más de la mitad (unos 534 millones) quedaron en el agente de pago contratado por Argentina para estos bonistas, el Bank of New York Mellon (BoNY), que acató la orden del juez Griesa.

En una nueva propuesta de reestructuración planteada por el Ejecutivo de Cristina Fernández, Argentina intentó cesar al BoNY como agente de pago y trasladar esa responsabilidad a la entidad pública Nación Fideicomiso.

Precisamente, este lunes, la administración kirchnerista, a través de su embajadora en Washington, envió una carta a las autoridades estadounidenses en la que consideraba “inconcebible” que un juez de este país pudiese declarar a un Estado extranjero en desacato.

En esa misiva, Argentina advierte de que cualquier decisión que frustre la reestructuración supondría “una ilegítima injerencia en los asuntos internos del país y comprometería la responsabilidad internacional de Estados Unidos”.

Presentaciones de rechazo

TimermanEn la mañana de este lunes -antes de la audiencia dispuesta por el juez neoyorquino- el canciller Héctor Timerman confirmó que la embajadora argentina ante los Estados Unidos, Cecilia Nahón, presentó una nota al secretario de Estado norteamericano, John Kerry,  advirtiendo sobre las consecuencias que podría tener la decisión judicial del juez Thomas Griesa, sobre una medida de ‘desacato’ que sería  violatoria de la soberanía argentina. Algo que finalmente si ocurrió.

A Griesa le envió un “memorandum en oposición a la solicitud de los demandantes de declarar a la Argentina en desacato e imponer sanciones”.

En la nota a Kerry, que Timerman leyó en una presentación en la Casa Rosada,  señala, entre otras cuestiones, que el “acoso judicial” del que la Argentina es víctima “a través de una orden judicial de cumplimiento imposible,  ahora se suma un nuevo y mayor disparate jurídico por parte de los demandantes (los fondos buitre) quienes el pasado 24 de septiembre  solicitaron que se declare en desacato a la República Argentina y se le apliquen sanciones en virtud del alegado incumplimiento de las órdenes judiciales”.

Asimismo, resaltó que “una declaración de desacato implicaría una escalada sin precedentes y aún muy superior, inclusive, a la decisión de retener o impedir el cobro por parte de los bonistas reestructurados. No se trata solamente de la afectación de derechos de terceras personas, sino de vulnerar aún más la soberanía de la República Argentina”.

“En conclusión, cualquier decisión que adopten los tribunales de los Estados Unidos de América que pueda frustrar dicha reestructuración de deuda soberana o cuestionar la actuación de los órganos políticos de la República Argentina, no solo estaría fuera del alcance de su jurisdicción, sino que constituiría además una ilegítima injerencia en los asuntos internos del Estado argentino, que comprometería la responsabilidad internacional de los Estados Unidos de América”, concluye el documento presentado ante el Secretario de Estado, John Kerry.  

 

Fuente: EFE y Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *