Capitanich afirmó que “no hay destrucción de empleo en la Argentina”

capitanich_conf30dic14Nacionales. El jefe de Gabinete vaticinó además una “muy buena expectativa en los índices económicos para 2015″ después de una importante recuperación del movimiento económico en el último trimestre de este año. A modo de cierre del año, calificó al 2014 como “muy intenso, con muchas iniciativas legislativas, fuertes debates en el Congreso y de objetivos y metas cumplidas”.

Capitanich expresó este martes que se prevé para el primer semestre del 2015 una evolución “satisfactoria” de los indicadores económicos y proporcionó un balance positivo de lo actuado en el 2014, con resultados que, dijo, fueron muy distantes de los que pronosticaban los economistas de la oposición.

“Observamos un horizonte económico donde la actividad, el  consumo y la inversión se potenciarán y vamos a tener un primer y segundo trimestre del 2015 que puede ser satisfactorio”, valoró.

El ministro coordinador consideró que “en cuanto a la actividad económica,  julio, agosto y setiembre no fueron meses positivos, pero se comenzó a observar un comportamiento positivo de la economía a partir de octubre y siguió en noviembre y en diciembre”.

Puso como ejemplo la evolución en el rubro de la construcción, que en octubre registró un incremento superior al 2,3 por ciento como consecuencia de las políticas públicas adoptadas.

En materia de precios, indicó que “observamos que el horizonte, por la estabilidad del precio del combustible y aún la reducción del 5 por ciento, la estabilidad del tipo de cambio y la expansión de la recaudación” permite observar con “optimismo” los próximos meses en cuanto a “confianza del consumidor, compensación de niveles de actividad y estabilidad de precios”.

Respondiendo a la noticia de que en este año, se destruyeron 395 mil puestos de trabajo, Capitanich refutó la nota de Clarín, al aseverar que  “no hubo ninguna destrucción de empleo” y que las desvinculaciones laborales fueron este año inferiores a las de los últimos siete años”.

Balance fiscal

El funcionario señaló que según las primeras evaluaciones del año, “el déficit fiscal primario alcanza los $45 mil millones, el 1,15 por ciento del Producto Bruto Interno y en el sector público financiero es de $125 mil millones, el 3,1 del PBI, incluyendo el pago a Repsol”.

Indicó que “cuando empezamos el año había una visión apocalíptica de los conflictos con las provincias, y finalmente llegamos a resultados fiscales realmente positivos” y un incremento del 36,7 por ciento de las transferencias del Tesoro Nacional, equivalente a un monto de $302.600 millones, detalló.

“Hay un equilibrio en el balance de todas las provincias”, subrayó, donde “hay resultados fiscales realmente positivos”, concluyó.