Tras la muerte del fiscal, Altamira apuntó sus críticas a los manejos políticos de los servicios de Inteligencia

altamiraPaís. A su vez, el precandidato presidencial del Frente de Izquierda, sostuvo que el “gran fenómeno político es que estamos en una grave crisis vertebral de las instituciones”. Para Altamira, los servicios de Inteligencia “deben ser desmantelados inmediatamente”. 

El dirigente del Partido Obrero, cuestionó que “todos gobernaron con esta Secretaría de Inteligencia (SI). Hoy en la campaña de Massa está Juan José Álvarez, que es responsable de la masacre de Kosteki y Santillán, y en el gobierno está Aníbal Fernández, que formó parte también de ese entramado”.

“Macri es el Fino Palacios, quien está siendo juzgado, además, por encubrimiento del atentado a la AMIA”, remarcó Altamira, en declaraciones a C5N.

En ese sentido, aseguró que “los partidos del régimen no tienen ninguna autoridad política para dar una respuesta a esta crisis”.

En cuanto a la supuesta depuración en la SI en diciembre, el presidenciable de Izquierda expresó que todavía el gobierno no ha dado explicaciones sobre los motivos de esta depuración.

“Y mientras el oficialismo se llena la boca hablando de una posible reforma, mantiene en la principal oficina de inteligencia, que es la del Ejército, a un hombre denunciado por actividades criminales en el período de la dictadura militar, como es César Milani”, apuntó y añadió: “Aquí se presenta el problema de su urgente destitución”.

Para Altamira, los servicios de Inteligencia “deben ser desmantelados inmediatamente, y todos los archivos de la dictadura y los archivos de la ex SIDE deben ser de conocimiento público”. El dirigente argumentó que “todo lo que es confidencial ha llevado a crímenes, como el del ‘Lauchón’, del cual aún no tenemos ninguna explicación”.

Desde la Izquierda también reclamaron la inmediata convocatoria al Parlamento nacional y la interpelación pública de los ministros del Interior y de Seguridad, como así también al Jefe de Gabinete. Descartaron la Bicameral secreta.

“Acá hay una responsabilidad política que debe ser clarificada de inmediato”, demandó Altamira, al tiempo que opinó que “cualquier decisión que se tome se debe tomar con el conocimiento del pueblo argentino”.

Por último, Altamira, manifestó: “Hemos llegado a una colonización de un órgano nervioso del Estado. Ha habido una política de entrega de la seguridad nacional a manos de los servicios extranjeros”.