Iglesias: «Argentina está partida por una grieta

iglesias_responde_a_las_preguntas_del_empresariadoCórdoba. El escritor y periodista, Fernando Iglesias,  propuso a los empresarios y demás invitados presentes en el Grupo de Análisis de la Coyuntura Económica y Sociopolítica 2015, reflexionar sobre: ¿qué nos jugamos en el 2015? ¿Cuáles son las polaridades políticas? ¿Y qué es lo que estamos decidiendo los argentinos? El columnista en diversos medios, disertó este miércoles, en el ciclo de análisis en la Bolsa de Comercio de Córdoba.

En este sentido, Iglesias sostuvo que: «Argentina está partida por una grieta donde la mitad del país tiene capacidades de supervivencia y la otra mitad se ha quedado fuera». 

“Esta última mitad representa a la vez que encarna tres grandes fracasos históricos: el primero, el norte argentino, caracterizado por ser un reducto del gobierno provincial y de la economía feudal. El segundo, el sur, que continúa siendo un lugar desértico que aguarda por la llegada del progresismo y del aumento de la población. Y tercero, el conurbano de las grandes ciudades y en particular el bonaerense, que ofrece las peores condiciones de vida para los ciudadanos”, reseñó.

Haciendo hincapié en el escenario de la coyuntura y el año electoral, el periodista sostuvo que “lo que está en juego en 2015 es: si queremos la ampliación del escenario del conurbano al conjunto de la Argentina o queremos otra cosa”.

“Los tres grandes fracasos históricos que mencioné anteriormente tienen sus representantes políticos y éstos son conscientes de que en el atraso y en la decadencia está su única opción para mantenerse en el poder», apuntó.

En ese marco, Iglesias remarcó que «desde hace un cuarto de siglo gobierna el mismo partido político. El problema no radica sólo en el kirchnerismo, sino en una estructura más grande (…) en una forma de producción específica y en la capacidad que ha tenido el peronismo de gobernar estos elementos rezagados».

«Para pensar en el futuro hay que identificar los cuatro errores históricos más grandes para no repetirlos: estatismo, nacionalismo, populismo e industrialismo», añadió.

En cuanto a la educación y los problemas acentuados desde principios de los ’90, concluyó que “la educación es el núcleo central de la construcción del país, no el trabajo físico repetitivo o el trabajo industrial, sino la capacidad intelectual” 

Escenario económico

ramiro_sosa_navarro presentacion bce 2014Sobre el estancamiento de la economía de Brasil, Ramiro Sosa Navarro (IIE), indicó que: «en 2014 cerró con un crecimiento del PBI del 0,1%  (…) producto de la insuficiencia en infraestructura, baja tasa de inversión, inflación elevada, déficit de cuenta corriente y déficit fiscal».  

Estimó que, este escenario de estancamiento y devaluación va a afectar las exportaciones argentinas. En 2014, las importaciones del gigante latinoamericano disminuyeron en total un 4% y Argentina le vendió 13% menos. 

En relación al nivel de actividad, el Índice General de Actividad (IGA), que replica el comportamiento del PBI mes a mes, muestra en el primer bimestre del año estar un 0,3% mejor que en el cuarto trimestre de 2014.

A su vez, el último trimestre del año, fue 0,4% mejor que el tercer trimestre de 2014. Se observa entonces una leve mejoría en el agregado en relación al tercer trimestre del año anterior, no obstante ello no significa haber superado la recesión ya que hay sectores como el industrial (especialmente lo relacionado a la industria automotriz) que siguen golpeados así como el sector financiero que sufre una fuerte contracción desde mediados del año anterior. «Por ello debemos ser cautos», aclaró Sosa Navarro.  

El Director del IIE, cerró su presentación aludiendo a las principales preocupaciones de los argentinos: la delincuencia y la pobreza. En virtud de ello mencionó: «si bien la relación no es directa, la delincuencia suele estar vinculada en cierta medida con altos niveles de corrupción y de pobreza».  

El INDEC desde 2013 dejó de estimar los niveles de pobreza e indigencia. Según mediciones del IIE, la pobreza  afectaba en 2014 a 22,4% de la población, 3,7 puntos porcentuales por encima del nivel de 2013, lo que equivale a decir que en un año 1,6 millones de argentinos cayeron bajo la línea de pobreza.

“Para lograr erradicar este mal social, es imprescindible comenzar por la medición y con ello la admisión de la existencia de este problema estructural de parte del gobierno”, concluyó.