Macri cuestionó el “federalismo devaluado” que deja el kirchnerismo

Macri, De Angeli, Orrico

Entre Ríos/País. “Nosotros proponemos un país en el que se pueda pensar y opinar distinto y que no persiga, ataque o agravie a todos aquellos que digan lo que piensan, como Carlitos Tévez o Mirtha Legrand”, resaltó este miércoles el candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, desde la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay.

Durante una recorrida  por esta ciudad, Macri visitó la Universidad local junto al rector, Héctor Sauret, el senador nacional Alfredo De Angeli y el candidato a intendente Juan Ruiz Orrico.

Esta tarde a las 18hs., el líder del PRO, participará junto a Julio Cobos, del lanzamiento de De Angeli a gobernador de Entre Ríos.

Desde tierras entrerrianas, el presidenciable reiteró la idea de apoyar firmemente las economías regionales como un instrumento “básico” para que el país crezca equitativamente.

“No existe una Argentina fuerte si no tenemos provincias fuertes, si no mejoramos este federalismo devaluado que nos deja los 12 años de kirchnerismo”, fustigó.

En contraposición al modelo K, Macri sostuvo que “a futuro” buscará fijarse “en las coincidencias y dejar de lado las diferencias” y recordó que el 60 por ciento del país le dijo no a la continuidad de este gobierno, en las elecciones PASO.

“La gente quiere un cambio que va más allá de lo económico, es más bien un cambio de valores, de estar a su lado para solucionarle los problemas, escucharlos y poner el Estado al servicio de la gente”, enfatizó.

En esa línea, opinó además que hace falta un “gobierno que ayude y no que aplaste, como acá en Entre Ríos, donde los citricultores, arroceros y demás productores han perdido miles de puestos de trabajo por las ineficientes decisiones que se han tomado desde el Estado”.

Quien aspira a llegar a la Presidencia por el espacio aliancista “Cambiemos”, ratificó su convicción de que  “el gran motor de la Argentina que viene es el campo y todas las economías regionales, que hoy tiran sus producciones porque les pagan menos que lo que les cuesta a ellos producir”.

“En esta, que fue la mejor década de la historia, el resto de los países latinoamericanos han sabido aprovecharla y hoy están mucho mejor que hace diez años”, advirtió.

En cambio, “la Argentina ha hecho todo mal y hoy estamos en una situación complicada, con un enorme desafío por el país que nos dejan y ante la gran incertidumbre de lo que nos vamos a encontrar”, reprochó.

Por su parte, el candidato a gobernador De Angeli, planteó que “hay que salir a conquistar el voto el día de las elecciones y redoblar los esfuerzos en la fiscalización”.

Junto a Macri y el dirigente ruralista, estuvieron el candidato a vicegobernador, Juan Carlos Lucio Godoy, y el economista y referente de PRO en Entre Ríos, Rogelio Frigerio.