Al insistir con su denuncia contra Angelici, Carrió ratificó que en el gobierno no puede haber “operadores”

1933cfebc3032fa8d80828892f40b241_LPaís. La parlamentaria que integra la coalición de Cambiemos además relativizó las diferencias con el oficialismo: “Hay que dejar de ser fascistas, ése es el debate. Debatir no es romper. El debate es dejar de ser fascistas para ser republicanos”.

La diputada Elisa Carrió aseguró este jueves que la reunión con el presidente Mauricio Macri “término muy bien”, pero insistió en que en un gobierno republicano no puede haber “operadores políticos, sean modistas, maquilladores o presidentes de clubes de fútbol”.

“Hay que dejar de ser fascistas, ése es el debate. Debatir no es romper. El debate es dejar de ser fascistas para ser republicanos”, resaltó Carrio, luego de sus duras acusaciones contra el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, a quien tildó como una suerte de operador judicial en los tribunales federales de Comodoro Py.

La líder de la Coalición Cívica aseguró que Mauricio Macri “se va a ir separando de a poco de todo aquello que circuló por su vida y que no era republicano”, en referencia al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici.

En la presentación de su libro “Yo amo la República”, en el Hotel Hilton, la legisladora apuntó también contra algunos jueces federales de Comodoro Py y resaltó que “hay que obligarlos a cumplir las leyes y la Constitución y a que muestren sus declaraciones juradas”.

“Voy contra el operador y voy contra todos y voy a hacer huelga de hambre hasta que se haga justicia”, sostuvo la dirigente de Cambiemos.

Al margen de la disputa política

multimedia.normal.bae923065cb6d19b.6e6f726d616c2e6a7067Por su parte, el ministro de Justicia de la Nación consideró que las denuncias formuladas por la diputada contra el presidente de Boca, respecto a su influencia en la justicia, se dan “en el marco de una discusión política que deberán salvar ellos mismos”.

“Claramente hay una discusión política que deben salvar ellos dos, que son dirigentes políticos, y que tienen diferentes abordajes y miradas”, apuntó Garavano en diálogo con Radio Con Vos.

Recordó que tanto Carrió como Angelici “tienen su origen político en el partido radical”, e insistió en que se trata de “una cuestión política”.

Garavano remarcó, en este contexto, la intención del gobierno de Mauricio Macri de “generar una relación distinta con la Justicia, una relación institucional, de respeto e independencia”.

Al ser consultado sobre procesos judiciales que afectan a barras bravas del club Boca Juniors, que preside Angelici, Garavano expresó que realiza “un enorme esfuerzo” para “no opinar de procesos judiciales en marcha, porque eso influye en las decisiones de la Justicia”, cuando precisamente lo que quiere este gobierno es cambiar esa tendencia. (Fuente NA y Télam)