Recusaron a Bonadío en la causa por la venta de dólar a futuro, que tiene como imputados a CFK y Kicillof

bonadio1País. La defensa del ex directivo del Banco Central, Pedro Biscay, realizó una presentación, en la que se pidió el apartamiento de la causa por supuesta pérdida de imparcialidad.

La defensa del ex directivo del Banco Central Pedro Biscay recusó al juez federal Claudio Bonadío en la causa donde se llamó a declaración indagatoria a la ex presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner por la venta de dólar a futuro.

En su presentación, los abogados Alejandro Rua y Paula Honisch, entendieron que Bonadío debe apartarse de la causa por supuesta pérdida de imparcialidad, según el escrito al que accedió Télam.

“La actuación judicial” muestra “un desequilibrado accionar judicial por demás, alejando del principio de igualdad procesal”, consideraron los abogados de Biscay.

La recusación fue presentada en el juzgado de Bonadío, quien tendrá que decidir si la acepta o la rechaza, en cuyo caso será apelable ante la Cámara Federal porteña que tendrá la última palabra.

En el escrito se aludió a “dificultades para acceder a la causa”, a la demora de un mes en poder ver los cuatro cuerpos del expediente y a trabas impuestas en el juzgado.

Y se remarcó que “no se ha podido obtener aún copia de la voluminosa documentación reservada en secretaría”. Asimismo, argumentaron que hubo “violación de la igualdad procesal” al pedir a Bonadío que se aparte de la investigación.

628_imagen_unicaCabe mencionar que Biscay forma parte del listado de ex directivos del Central que comenzaron a prestar declaración indagatoria esta semana en la causa por la venta del dólar futuro en los últimos días del gobierno kirchnerista.

Están citados a declarar  la ex presidenta, el 13 de abril, y al ex ministro de Economía, Axel Kicillof, el día 12. Ambos están imputados por tomar la decisión de realizar esa operatoria. Biscay lo hará el 4 de abril. Mientras que el ex titular del Central, Alejandro Vanoli, declarará el 7 de abril.

Según el juez Bonadío la operación resultó “dañosa” para el erario público y en relación a Kicillof y la ex presidenta consideró que dieron la orden de ejecutarla.

La venta de dólar futuro “no pudo concretarse sin contar con la decisión expresa de las máximas autoridades del Ministerio de Economía y del Poder Ejecutivo Nacional, ya que esta operación financiera carecía de toda razonabilidad económica para los fines del BCRA”, se afirmó en  la acusación leída en las audiencias

El juez imputó a todos por realizar una maniobra que buscó “mantener forzadamente bajo el valor de la moneda estadounidense en el mercado marginal” durante “la gestión del gobierno que finalizó el 9 de diciembre de 2015 a sabiendas de que los vencimientos de los contratos operarían durante la siguiente administración”, según la acusación.