En multitudinario acto del arco gremial, Moyano afirmó: “Somos enemigos de las políticas en contra de los trabajadores”

moyano y otros actoPaís. El líder de la CGT Azopardo insistió en una modificación en el Impuesto a las Ganancias y subrayó que “el gobierno tarda demasiado para proteger a los sectores laborales y de menores recursos”. 

El secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, aseguró este viernes que las centrales no son “enemigas del gobierno”, sino de “las políticas que implemente en contra de los trabajadores”, a la vez que le pidió al presidente Mauricio Macri que “se asesore” y “no se deje llevar por los técnicos”.

Al cerrar el multitudinario acto en Paseo Colón e Independencia junto a Antonio Caló, Pablo Micheli y Hugo Yasky, el líder Camionero se quejó de la “inflación desbordante” y de que el gobierno “se empecina” en “decir que es perjudicial” la ley antidespidos que se discute en el Congreso.

“Se empecinan en querernos hacernos creer que (la ley) es perjudicial para la economía, es perjudicial para los sectores que representan. El presidente debería asesorarse con aquellos que saben”, apuntó Moyano.

A su entender, “el gobierno toma medidas para proteger a un sector en forma inmediata y tarda demasiado para proteger a los sectores laborales y de menores recursos”. “No tardan nada en determinar cómo se producen los aumentos, cómo le dan a otros sectores de la sociedad ventajas, pero para dar una respuesta a los trabajadores nunca tienen tiempo”, resaltó el jefe sindical. 

Moyano volvió a reclamar por el Impuesto a las Ganancias, al que tildó de “perverso” y se quejó porque “en definitiva hoy pagan más trabajadores de los que pagaban en el gobierno anterior” “Venimos a reclamar cuáles son las medidas que el gobierno ha tomado para detener la inflación desbordante”, subrayó.

Y enfatizó: “No somos enemigos del gobierno, sí somos enemigos de las políticas que implemente el gobierno en contra de los trabajadores”. “Yo le diría, señor presidente, entienda que todo esto que está pasando no es un capricho de la dirigencia, es un plato de comida más en la mesa de los trabajadores. A lo mejor cree que exageramos porque nunca les habrá faltado un plato de comida en la mesa”, recalcó.

5723abd67de73_760x506Por su parte, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, sostuvo que espera que el acto de las centrales sindicales sirva para que “se derritan los tapones que el presidente (Mauricio Macri) tiene en los oídos”, al tiempo que reclamó la sanción de la ley antidespidos.

“Espero que se derritan los tapones que el Presidente de la Nación tiene en los oídos”, expresó Yasky en declaraciones a la prensa, al ser consultado sobre cuál era el resultado que esperaba de la manifestación.

Además, Yasky remarcó que los sindicatos esperan que “se apruebe en Diputados la ley antidespidos” y que “no se sigan dilatando el arreglo de los conflictos”.

A su turno, Antonio Caló aseguró que el sindicalismo “respeta lo que hizo el gobierno” pero criticó “el 60 por ciento de aumento de cosas como hubo de la luz, el gas, el transporte y la mercadería”.

Asimismo, ratificó este viernes que “la unidad de la CGT” se dará el próximo 22 de agosto, al tiempo que resaltó que la “defensa irrestricta” de las centrales obreras “es por los puestos de trabajo”.

“Si el señor presidente (Mauricio Macri) veta esta ley (anti despidos), los trabajadores en su conjunto, los puestos de trabajo los van a salir a pelear en la calle”, destacó Caló en Paseo Colón e Independencia.

Desde la CTA Autónoma, Pablo Micheli,  advirtió que si el presidente Mauricio Macri veta la ley antidespidos se abrirá el camino hacia “un paro nacional”.

“Vamos camino a un paro nacional”, enfatizó Micheli al ser consultado por la prensa sobre la respuesta de las centrales gremiales a un eventual veto presidencial a la ley que fue aprobada por el Senado y que aguarda el voto de la Cámara de Diputados. (NA).