En el marco de la “independencia”, Sturzenegger admitió que hay “tensiones sanas” con Prat-Gay

sturze BCRAPaís. “En realidad la visión de que el país tiene que tener un Banco Central independiente es muy compartida por todo el Poder Ejecutivo y especialmente por el ministro de Hacienda”, sostuvo.

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, admitió este jueves “tensiones” con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, pero las relativizó al sostener que son “sanas” y ocurren en todos los países del mundo.

“En realidad la visión de que el país tiene que tener un Banco Central independiente es muy compartida por todo el Poder Ejecutivo y especialmente por el ministro de Hacienda, que fue presidente de este banco”, señaló el funcionario para relativizar la existencia de un enfrentamiento con el ministro.

Expresó que el ministro “entiende el valor de la independencia del Banco Central y esas tensiones son bienvenidas porque representan una maduración en algún sentido”.

“Justamente están indicando la independencia de la institución, son sanas y se dan en cualquier banco central del mundo, donde esas tensiones siempre se dan”, opinó el titular del BCRA.

En la conferencia de prensa en la que presentó el informe trimestral de Política Monetaria, Sturzenegger adelantó también que, de acuerdo con el servicio de estudios económicos del BCRA, la economía habría crecido un 0,8% en el primer trimestre de este año con relación al mismo período del año anterior, y un 0,5% respecto al trimestre anterior.

En este marco, se permitió seguir siendo optimista sobre una recuperación de la economía en el curso del segundo semestre, así como sobre una reducción de la tasa de inflación.

Al respecto, manifestó que el Central prevé que durante mayo el crecimiento de los precios “núcleo”, esto es, sin incorporar tarifas y naftas, ronde el 2,8%, el “menor porcentaje desde noviembre”.

Además, el titular del BCRA insistió en que confía en una reducción de la tasa de rendimiento de las Lebac “a medida que la inflación baje, tal como esperamos que ocurra en el segundo semestre”.

“Pensamos que una baja de la tasa de interés influirá positivamente sobre el nivel de actividad económica, si bien lo hará de manera desigual en cada sector productivo”, aclaró y puso como ejemplo de reacción rápida a una menor tasa al de la construcción, actualmente muy golpeado por la recesión.