Urtubey lanzó un ambicioso plan de inversiones contracíclicas para hacer frente a la crisis económica y social

24-05-medios-gob-plan-bicentenario4

Salta/País (24/5/16). Al valorar como “muy positivo” al Plan Belgrano que puso en marcha la Nación, el gobernador Juan Manuel Urtubey afirmó que los salteños “no puede esperar hasta su implementación”. “No podemos esperar a que las soluciones vengan de arriba, tenemos que generarlas nosotros mismos”, sostuvo.

El mandatario provincial presentó en la tarde de este martes un paquete de medidas anti cíclicas que tendrán “un impacto histórico” en el desarrollo de Salta, se destacó desde el gobierno. La puesta en marcha del denominado “Plan Bicentenario”, contará con un presupuesto de 300 millones de dólares para crear infraestructura en los sesenta municipios. Además se modificará el porcentaje coparticipable a dichas jurisdicciones.

Los fondos para la ejecución del Plan surgirán de operaciones de crédito público a través de títulos en el mercado nacional o internacional por ese monto.

“Lanzamos el plan de inversión pública más grande de los últimos años. Salta, de esta manera, se pone a la vanguardia en todo el país generando una muy ambiciosa política de inversiones contra cíclicas para hacer frente a la crisis económica y social que afecta a nuestra economía”, aseguró Urtubey.

Al opinar que el Plan Belgrano de la Nación es “muy positivo”, el gobernador afirmó: “Nuestra gente no puede esperar hasta su implementación, no podemos esperar a que las soluciones vengan de arriba, tenemos que generarlas nosotros mismos”.

Desde la administración provincial se aclaró que el objetivo principal del Plan no es sólo equilibrar las cuentas fiscales, sino también sostener y generar empleos a través de un plan de obras públicas y adquisición de maquinarias.

Con respecto al modelo participativo en los ejes del Plan, Urtubey remarcó que “la sociedad y el pueblo de Salta deben tener en claro cuál es el destino de los fondos, por eso lo hacemos con un esquema que implica su participación”.

El “Plan Bicentenario” prevé inversiones en proyectos vinculados a infraestructura educativa, hospitalaria, vial, de servicios básicos, transporte, carcelaria y de seguridad, hídricas, productiva, turística y cultural. También para la adquisición de bienes preexistentes, como tierras para nuevas urbanizaciones, compra de maquinarias y equipos.

urtubeySe indicó que el Plan plantea un esquema participativo novedoso, que involucra en la asignación de las prioridades de inversión, no sólo al gobierno provincial, sino también a los intendentes y legisladores, a través de los Consejos Departamentales.

Por otra parte, se confirmó el incremento del porcentaje de recursos que serán administrados directamente por los municipios, pasando del 12% histórico al 15% del total. “Salta, de esta manera, se pone a la vanguardia en todo el país generando una muy ambiciosa política de inversiones contra cíclicas”, resaltó la gestión de gobierno de Urtubey.

Con acuerdo del Legislativo

En este marco, el Ejecutivo salteño envió a la Legislatura dos proyectos de Ley, el primero que avala el acuerdo entre Nación y Provincias para la restitución de fondos de Anses, al que Salta adhirió la semana pasada. Además establece la modificación de estos nuevos recursos en la coparticipación de los municipios, que pasarán de un 12% a un 15% de libre disponibilidad.

El segundo proyecto es netamente de inversión pública, a través del denominado Plan del Bicentenario. El gobierno envió la iniciativa de ley que autorice operaciones de crédito público a través de títulos en el mercado nacional o internacional, con un tope de 350 millones de dólares. Al respecto, Urtubey estimó que la emisión rondaría los 300 millones de la moneda estadounidense.

En el artículo 3º se autoriza al Poder Ejecutivo a destinar el 80% del producido a financiamiento de obras públicas, adquisición de bienes preexistentes (terrenos para loteos urbanos) y compra de maquinarias y equipos.

El 20% restante tendrá como fin el financiamiento de obra pública, maquinarias y equipos, pero en este caso  a través de Comisiones Departamentales integradas por intendentes, legisladores y un representante ad honorem del Ejecutivo. Si la emisión es de 300 millones de dólares, el presupuesto que se pautará mediante estas comisiones rondaría los 900 millones de pesos.