Compostaje domiciliario, tecnología central en la gestión de residuos

unnamed (21)País (15/2/17). El INTI asiste a municipios y comunas de todo el país en busca de disminuir el volumen de residuos orgánicos destinados al enterramiento y generar valor en la cadena del reciclado.

La compleja problemática de los residuos tiene varias aristas, como los grandes gastos que invierten municipios y comunas en recolección y disposición; o la existencia de basurales a cielo abierto, focos de contaminación ambiental y de riesgo de incendios.

Dentro de los residuos sólidos urbanos, la fracción orgánica demanda gran atención ya que representa aproximadamente el 50 por ciento de los residuos generados en los domicilios y a su vez es la que se descompone más rápidamente, pudiendo generar olores, lixiviados y riesgo sanitario.

Para evitar la llegada de este tipo de residuos a los basurales, es posible acopiarlos por separado en los hogares y convertirlos en compost. “La manera más adecuada de hacerlo es mediante el compostaje hogareño como tecnología funcional y complementaria en los esquemas de Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU). En esa dirección asistimos a varios municipios de Córdoba y otras provincias”, explica la ingeniera Violeta Silbert, quien junto a Eugenio Pettigiani y Guillermo Garrido integra el grupo de especialistas del Centro INTI Córdoba en esta temática. 

El proyecto de Compostaje Domiciliario es parte de un trabajo que el INTI realiza en el país desde el programa Desarrollo de Tecnologías para Residuos Sólidos Urbanos. “El objetivo es disminuir el volumen de residuos orgánicos destinados a enterramiento y generar valor a la cadena del reciclado. Además el compostaje en el hogar permite que los ciudadanos puedan separar también adecuadamente otros residuos, como vidrios, papeles o metales con destino a plantas de reciclado”, agrega Silbert.

“La valorización en origen de los residuos es una forma efectiva de descomprimir un asunto de relevancia en la gestión, con un alto impacto económico y ambiental”, destaca Guillermo Garrido y agrega “además, involucra a los ciudadanos de manera activa en la problemática de la basura”. 

“Diseñamos cuatro líneas de asistencia destinadas a la comunidad educativa, a la población en general, a los municipios y al sector privado que ofrece servicios y productos”, detalla Eugenio Pettigiani. 

En lo relativo a municipios, el INTI trabaja en la promoción y asistencia de la implementación de planes de compostaje domiciliario y separación en origen de residuos reciclables.

Para ello primero realiza un diagnóstico integral del estado de la gestión municipal de los residuos, a continuación brinda una charla de sensibilización destinada a funcionarios municipales, entidades educativas, centros vecinales y ciudadanos.

En caso que la población y el municipio se manifiesten interesados, el Instituto asesora en el diseño e implementación de planes de compostaje y separación en origen. 

En Córdoba numerosos municipios ya pasaron por la etapa de “sensibilización”, como Villa Giardino, La Granja, Valle Hermoso, Cuesta Blanca, Villa Allende, Casa Grande, Río Ceballos, Unquillo, Almafuerte, La Serranita, Las Varillas y Monte Buey. 

Desde el centro INTI-Córdoba también se asiste a municipios de otras provincias, como los casos Bragado (Buenos Aires); Rosario y El Trébol (Santa Fe) y Realicó (La Pampa).

“Tanto en municipios chicos como grandes, la clave es la separación en origen, la concientización de todos los actores, la organización de promotores que dialoguen con los vecinos y el montaje de unidades productivas fabricantes de composteras”, sintetiza Violeta y agrega “Es muy importante que el municipio reconozca la necesidad y solicite asistencia”. 

Desde el Programa también se asistió a fabricantes nacionales de composteras. Flor de Huerta, es un emprendimiento que ofrece diferentes composteras y fue asistido por el INTI. Pilar Cebey, miembro de Flor de Huerta relata su experiencia

“El INTI nos ayudó a conocernos y trabajar juntos. Ahora hemos formado una Red y estamos en condiciones de ofrecer a los municipios un paquete que incluye diferentes modelos nacionales. El compostaje no es todavía masivo pero es muy notable que está en crecimiento, cada vez recibimos más consultas de empresas que quieren reciclar o nos contratan para dar talleres”. 

Junto a Cebey, los emprendimientos Dedo Verde, Pacha Ideas, Fabrica Orgánica, Urbono, Proyecto Caleuche y Activate Compostera, integran la Red de Compostaje y  fueron acompañados por el INTI para mejorar sus productos. A través de un banco de pruebas de composteras de fabricación nacional, se ensayaron distintos modelos y se obtuvieron datos que luego derivaron en recomendaciones de mejoras.

Como parte del programa también se asiste a instituciones educativas. Es el caso de la Universidad Nacional de Córdoba, que con acompañamiento del Instituto en el transcurso de un año convirtió en compost más de 8500 kilogramos de residuos orgánicos provenientes del comedor institucional y del mantenimiento de los espacios verdes. 

Como la concientización es un eje central, desde el proyecto se genera información útil para la población sobre separación en origen, compostaje y composteras, datos de libre accesibilidad para usar o reproducir. Para consultas o más información sobre la temática ingresar aquí.