Ante la avanzada de Cambiemos por la inseguridad, UPC le retrucó con los índices de pobreza

Córdoba (30/3/17). Tras un largo debate que incluyó duros cuestionamientos de todo el arco opositor por la “errática” política de seguridad del Gobierno de UPC, el oficialismo aprobó -en soledad- la reforma a la ley de Seguridad Pública. Radicales, macristas y juecistas apuntaron de lleno contra la administración provincial por la inseguridad que se vive en Córdoba. Desde el bloque de la mayoría acusaron a los opositores de “no involucrarse con la solución del problema amparados en mezquindades políticas”.

A través de la iniciativa que se convirtió en ley con los votos oficialistas, el Ejecutivo procura implementar el Plan de Seguridad Ciudadana y Prevención del Delito, la creación del Consejo Provincial de Seguridad Ciudadana, el Observatorio de Estudios para la Convivencia y Seguridad Ciudadana, los Consejos Barriales de Prevención y Convivencia, los Consejos Municipales y el cambio de nomenclatura del Ministerio de Gobierno y Seguridad.

Para el oficialismo, esta reforma a la ley de Seguridad Pública busca avanzar en un cambio de paradigma que va en el camino de la prevención y de la participación ciudadana, “con una policía que este para servir y ayudar a los ciudadanos”.

Así lo afirmó el miembro informante de la bancada de la mayoría a la hora de defender el proyecto de las críticas opositoras. “Este plan integral tiene un fundamento principal que no es un invento de los cordobeses, porque esto se aplicado en otros estados provinciales, nacionales, fundamentalmente en Latinoamérica, y ha tenido mucho éxito”, destacó Julián López.

En ese sentido, el legislador oficialista, aseguró que se tiene que lograr que “la lucha contra la inseguridad no sea solamente un problema del Gobierno, tenemos que involucrar a la sociedad en su conjunto”.

Desde los bloques que componen el arco opositor en la Unicameral, cargaron duro contra UPC porque después de 17 años de Gobierno no han podido resolver el problema de inseguridad que afecta a los cordobeses. Sostuvieron además que esta ley que es “muy linda para la tribuna” no da respuestas.

Por el lado del radicalismo, la legisladora Elisa Caffaratti, expresó al momento de rechazar el proyecto “marketinero de Seguridad” que “nadie aquí puede obviar que estamos desde hace ya tiempo inmersos en una situación muy delicada,  en donde la provincia se encuentra sumida en un círculo de violencia y crecimiento de las tasas del delito. Tampoco puede nadie aquí desconocer que la inseguridad es hoy una de las principales preocupaciones de los cordobeses”.

“En igual sentido tampoco podría alguien pasar por alto que desde hace 17 años gobierna en Córdoba un mismo color político y que las sucesivas medidas paliativas y marketineras adoptadas en materia de seguridad han ido de fracaso en fracaso. Menos aún, alguien podría pensar que con este proyecto en tratamiento vamos a solucionar el problema de la inseguridad en Córdoba”, advirtió la vicepresidenta 1ª de la Legislatura.

Hace 17 años se ensayan una y otra vez planes o programas a los que se les cambia el nombre que no solo no han detenido el incremento en los índices del delito y la violencia sino más bien lo contrario: La ineficiencia o la incapacidad es absolutamente manifiesta en cada rincón de la provincia”, fustigó Caffaratti.

Al hacer hincapié en que la seguridad no sólo pasa por la represión del delito, sino por la convivencia ciudadana, la prevención y el control de factores que desencadenan la violencia, la parlamentaria Vilma Chiappello (CP) manifestó que “este paradigma no lo han logrado aplicar, más allá de algunas buenas intenciones”.

La representante del bloque Córdoba Podemos dejó en claro -a la hora de fundamentar el voto negativo a la iniciativa girada por el Ejecutivo- que “se ha perdido la oportunidad de hacer una ley acorde a las necesidades de los cordobeses”.

Desde el Frente de Izquierda se manifestó el “rechazo tajante” a la reforma a la ley de Seguridad Pública. “No resuelve ninguno de los problemas”, acentuó Ezequiel Peressini.

Tanto el parlamentario de Izquierda Socialista como sus pares de bancada del Partido Obrero (Eduardo Salas) y del PTS (Laura Vilches) cuestionaron el aparato represivo de la Policía y denunciaron que la nueva División de Inteligencia Antiterrorista y esta nueva ley “busca contener la lucha social”.

“Vamos fuertemente contra esta división antiterrorista”, se le escuchó decir a Salas al momento de su discurso en el recinto de sesiones. Por su parte, Vilches declaró que “esta división creada en tiempos de ajuste y disciplinamiento hacia los trabajadores nos remite al nefasto Plan Cóndor”.

Quien también disparo munición gruesa contra el Gobierno por la falta de seguridad, fue el vecinalista Aurelio García Elorrio (EVC), quien enfatizó que “Córdoba no está preparada para los Consejos Barriales”, en alusión a la inseguridad y problemas de narcotráfico que se vive en los barrios de las principales ciudades de la provincia.

En esa línea, acentuó que “a la sociedad hay que convocarla para otra cosa”, como por ejemplo, en la búsqueda de “proyectos de vida para los chicos” y planteó que a “las fuerzas de seguridad hay que depurarlas” con una reestructuración de la Policía.

Delasotista cruzó al macrismo cordobés

Tras escuchar fuertes críticas de la representante macrista en la Unicameral, la legisladora Soher El Sukaria, quien opinó que “tenemos una política de inseguridad continua” y que esta ley “no está a la altura de la realidad de la provincia”, el oficialista Julián López contragolpeó con los índices de pobreza e indigencia en el país (32,9% de pobreza; 6,9% de indigencia; y 13 millones de personas que ganan por debajo de la canasta básica).

“No han hecho nada para solucionarla, por el contrario, la aumentaron”, resaltó el ex ministro del Gabinete delasotista, en clara referencia a la gestión presidencial de Mauricio Macri.

En otro tramo de su discurso, López expresó que “se siguen llamando Cambiemos porque evidentemente no han encontrado el camino correcto”.

Por último, ante el embate opositor de Cambiemos y de los otros bloques de la oposición, el oficialista les reprochó el no acompañamiento a la reforma de la ley de Seguridad Pública sobre la base de “mezquindades políticas” en tiempos electorales.

“Suenan excusas para no involucrarse con la solución, amparados en mezquindades políticas no con UPC, sino con muchos cordobeses que confiaron en otras fuerzas políticas y que también necesitan una solución a este problema”, arremetió.