Sigue la “grieta”: Un paro y dos marchas de las CGT en Córdoba

Córdoba (6/4/17). El paro general convocado por la CGT a nivel nacional tuvo alto acatamiento en la Capital cordobesa producto de la adhesión de los choferes de la UTA que paralizaron el servicio de transporte público, pese a que los taxis circularon con normalidad. Dispar apoyo entre los comercios, muchos de los cuales levantaron la persiana para trabajar.

Ante el primer paro dispuesto por la central obrera contra el gobierno de Macri, que se sintió a nivel país y en Córdoba también, en la ciudad capital de la provincia mediterránea hubo dos marchas que reflejaron la “grieta” que aún persiste entre las dos CGT locales que en varias oportunidades expresaron el deseo de alcanzar la unidad, pero sin resultados a la vista.

La CGT Regional Córdoba primerió con una marcha en la víspera del paro de este jueves. A las 23 horas del martes una columna de cuerpos de delegados del los gremios que integran la central obrera conducida por José Pihen partió de la sede de avenida Chabuco en la barrio de Nueva Córdoba hasta la sede histórica del movimiento obrero, ubicada en pleno centro.

Al arribar a la Casa Histórica, Pihen afirmó que “este es un testimonio de los militantes, directivos y delegados de los gremios que hemos pensado que tenía sentido realizar un paro de 24 horas sin concurrencia a los lugares de trabajo”.

“Estamos seguros de que este testimonio nos correspondía a nosotros, comenzando una jornada de paro y marchando hasta esta casa histórica que ha cobijado todas y cada una de las mejores horas del movimiento obrero de Córdoba”, sentenció el titular del SEP, en declaraciones publicadas por Diario Sindical.

El líder de los empleados públicos disparó un duro mensaje contra la gestión del presidente Macri. En ese sentido, rechazó los despidos y la apertura indiscriminada de las importaciones, al tiempo que repudió la pérdida del valor adquisitivo de los salarios, la precarización laboral, los ataques al modelo sindical argentino y la decisión de los empresarios que no cumplieron su compromiso de pagar el bono de fin de año y no despedir trabajadores.

“Les guste o no les guste, entiendan o no entiendan, tienen que cambiar de rumbo porque si no esta calle nos va a quedar chica en el tiempo y en el espacio”, advirtió Pihen.

Marcha “verde”

En la mañana de este jueves, la CGT Rodríguez Peña se movilizó por el centro de la ciudad con fuerte presencia de trabajadores del SURRBAC, cuyo secretario general, Mauricio Saillen, es quien conduce esta central obrera más afín al kirchnerismo.

La masiva marcha con predominio del color verde (por las remeras que identifican al SURRBAC) se inició pasadas las 11 horas en la esquina de Colón y General Paz, para después dirigirse hacia Vélez Sársfield y Boulevard San Juan, donde montó un escenario para los discursos de los referentes sindicales de la CGT RP, las dos CTA, y del movimiento estudiantil.

“Acá están las organizaciones que le dicen no a la devaluación, no a la flexibilización y basta de despidos. Hoy luchamos por uno, por dos y por todos los puestos de trabajo que se perdieron y están en riesgo”, afirmó Saillén.

Asimismo, el líder del sindicato de recolectores de residuos, disparó sus críticas contra la conducción nacional de la CGT: “Nosotros no somos los que a nivel nacional cambiaban la fecha del paro de un día para el otro, en contra de los trabajadores. Nosotros somos genuinos, somos peronistas de base y vamos a pelear por nuestros derechos constitucionales”.

Ante la consulta periodística por no haber confluido en una sola marcha de todos los gremios cordobeses, Saillen declaró: “Pregúntenle a los compañeros de la otra CGT, nosotros los llamamos. Yo sé que hay muchos compañeros que no están ni enterados de esto. ¿Eso sabes lo que es? Es que hay gente que privilegia las acciones propias por sobre las del movimiento obrero”.