Instan al Ejecutivo a incorporar legisladores al “Concejo Provincial del Adulto Mayor”

Córdoba (24/5/17). La legisladora Elisa Caffaratti  (UCR) presentó esta semana un proyecto de resolución, por el que insta al  Ejecutivo Provincial para que establezca los mecanismos necesarios  para incorporar como miembros del Consejo Provincial del Adulto Mayor, creado en el año 2006 por decreto N° 1527,  a tres legisladores provinciales, dos de los cuales representarán a la mayoría y uno a la primera minoría.

El Consejo tiene entre sus propósitos los de “incentivar y procurar la participación activa de los Adultos Mayores en la formulación y ampliación de las políticas que afecten directamente a su bienestar”.

“Apoyamos la existencia de este tipo de instituciones, ya que permite la participación ciudadana en la toma de decisiones por parte de los gobiernos. Sin embargo creemos que el buen gobierno, entendiendo por este el ejercicio de la autoridad por medio de procesos políticos e institucionales transparentes y responsables que fomenten la participación ciudadana como es el caso del “Consejo de Adultos Mayores” que está incompleto sin la presencia del Poder Legislativo”, expresó la legisladora radical.

“A nuestro entender es  fundamental que el Poder Legislativo de nuestra provincia forme parte del mismo, para que de esta manera se genere el espacio de intercambio necesario que le permita a los funcionarios legislar teniendo los conocimientos necesarios sobre la temática y de esta manera el Estado pueda cumplir su responsabilidad de ofrecer los bienes públicos necesarios para proteger y mejorar la calidad de vida del sector”, añadió Caffaratti.

La autora del proyecto recordó que en el año 2013 en oportunidad de la presentación del proyecto de ley para crear el cargo del Defensor Adjunto de la Tercera Edad, sostenía que “los cambios estructurales que se han dado en la composición demográfica de la sociedad han dado lugar a que aumente la cantidad de personas mayores de 65 años. Las razones de este cambio tiene que ver con la reducción de la mortalidad, mayor esperanza de vida, prevención y eliminación de enfermedades, y control del proceso envejecimiento”.

En relación a otras provincias, Córdoba es una de las que presenta mayor índice de envejecimiento. Según el  área de estadística del gobierno provincial hay 64 personas de 60 o más años por cada 100  personas menores de 15 años.

“Este sector junto a los niños y las mujeres son los grupos más propensos a padecer distintos tipos de violencia, pero en el caso de la vejez hay que remarcar un aspecto que lo diferencia del resto y es que existe una valoración negativa de la sociedad con las personas ancianas. Los prejuicios, los mitos y el desvalor en torno a este ciclo vital contribuyen a incrementar situaciones de maltrato vinculadas primordialmente a la discriminación, la indiferencia y el abuso”, afirmó Caffaratti.

“Es importante trabajar desde todos los sectores para superar la creencia social que asocia el proceso de envejecimiento con estereotipos negativos, con la idea de que el envejecimiento es un proceso negativo en sí mismo que trae aparejado la perdida de ciertas capacidades”, apuntó.   

En esa línea la parlamentaria, sostuvo que “hay que poner sobre la agenda mediática y política este fenómeno conocido como edadismo y que no es otra cosa que la discriminación hacia las personas por su edad”.

“Discriminación que en muchos casos llega la violencia y que tiene como principales causantes a los miembros de la familia de la víctima”, concluyó la vicepresidenta primera de la Unicameral.