Tras apoyo de gremios combativos, choferes seguirán con el paro de transporte

 

Ciudad de Córdoba (8/6/17). A la ya caótica situación producto del paro declarado ilegal por la cartera laboral que sostienen los delegados y choferes de una UTA Córdoba intervenida, el conflicto entró en un terreno pantanoso e imprevisible, ya que las empresas concesionarias del servicio del transporte empezaron a notificar de despidos. Esta noche, los gremios de Luz y Fuerza, el Surrbac (CGT Rodriguez Peña) y el Suoem  expresaron su  apoyo a los conductores de colectivos.

Hasta la tarde este miércoles se conocía cifras que superaban las 60 cesantías que  las empresas Tamse, Coniferal, Aucor y Ersa enviaron a sus empleados. Desde la Fetap sostenían que este número sería mayor.

Ante este panorama, los choferes rechazaron el  proceder de las concesionarias y redoblaron las acciones de protesta tras recibir el respaldo de gremios combativos. Entrada la noche, una columna del Surrbac encabezada por Maurico Saillen y Franco Saillen llegó hasta Velez Sarsfield al 500 para expresar su apoyo al paro que continuará este jueves. Anteriormente, había estado el secretario general de Luz y Fuerza, Gabriel Suárez.

El titular de la CGT Rodríguez Peña se pronunció a favor de la lucha que vienen llevando adelante los trabajadores nucleados en la UTA Córdoba y cuestionó a las confederaciones a nivel nacional que se desentienden de la defensa de los derechos laborales y que soló les importa “la plata”.

Desde Buenos Aires, el secretario general de la Unión Ferroviaria Secc. Oeste y dirigente de la Izquierda Socialista, Rubén Pollo Sobrero, también respaldó la medida de fuerza de los choferes cordobeses a través de un video.

Ilegalidad decretada por Trabajo

Cabe recordar que el Ministerio de Trabajo declaró ilegal la medida de fuerza de los conductores de colectivos ante la negativa de acatar la conciliación obligatoria que si fue aceptada por la UTA nacional y la intervención local que hasta el moemnto nada pudo hacer para destrabar el conflicto.

Los choferes mantienen la protesta en rechazo al acuerdo salarial que se alcanzó en la paritaria nacional y que según afirman los perjudica, en función de la falta de mantenimiento de una diferencia favorable para la UTA Córdoba.

Ante los telegramas de despidos que empezaron a llegar a los trabajadores que no se presentaron en las empresas a prestar el servicio, el núcleo díscolo de choferes prometió intensificar la protesta que con el respaldo de los gremios combativos, adquirió mayor fuerza.

De esta manera quedó descartado que el servicio de transporte se retome este jueves, ya que los trabajadores defendieron la medida adoptada en reclamo del final de la intervención de UTA y en repudio al acuerdo paritario por consideraron “escaso”. 

Por su parte, la cartera laboral  condicionó la suspensión de los despidos a que los choferes levanten el plan de lucha, algo que dificilmente se produzca por los menos hasta la jornada de hoy.

“Deseamos que los trabajadores vuelvan a permanecer bajo el paraguas legal que impone la conciliación obligatoria. La determinación de no respetar la ley y permanecer en la ilegalidad es lamentable, no ayuda a nada, y están corriendo riesgo las fuentes de trabajo. Hay cerca de 70 telegramas que han sido enviados con despidos”, declaró a Cadena 3 el vicepresidente de la Fetap, Gustavo Mira. 

Lo último que se conoció en la moche de este miércoles, es que se impulsaba una convocatoria para las 10 hs. de este jueves en la Plaza Tosco (frente al Patio Olmos) donde estarían presentes la dirigencia de las dos CGT y la CTA para acompañar el reclamo de los choferes.