Tras las fajas de “publicidad en infracción”, Echevarría cuestionó a la Justicia electoral por “favorecer a los partidos ricos”

Córdoba (7/7/17). En la jornada de este viernes, se empezaron a ver en distintos puntos de la ciudad, los afiches de los precandidatos a diputados nacionales de los diferentes partidos y alianzas políticas con fajas rojas con la leyenda “Publicidad en Infracción”. Es que la Justicia Electoral dispuso esta medida ante la cartelería política en vía pública que se anticipó a la fecha estipulada para que inicie la campaña que es el 14 de jullio.

Según la autoridad electoral federal de Córdoba muchos partidos están violando la ley al sostener que se trata de “campaña anticipada”. Hasta el momento, se colocaron 50 fajas con la leyenda de “Publicidad en Infracción” a los carteles con la imagen de los precandidatos.

Se informó que los afiches en infracción responden a UPC que lleva como primer candidato a Martín Llaryora; al vecinalismo de Aurelio García Elorrio; y también a la alianza Izquierda al Frente que postula a Luciana Echevarría como cabeza de lista. Desde los distintos comandados de campaña advirtieron que la cartelería no viola la ley electoral.

Por caso, la referente del MST-Nueva Izquierda y primera postulante de la nómina de la coalición Izquierda al Frente disparó duras críticas contra la medida dispuesta por la Justicia Electoral.

Echevarría remarcó que “la Justicia Electoral favorece a los partidos ricos”. En ese tono crítico, manifestó además que “lo que prohíbe la ley es hacer referencia a la elección y en eso, nuestros afiches no violan la ley”.

“Lo que hubo fue un cambio de criterio en la Justicia electoral, que no nos fue notificado a los partidos. No entendemos la sanción ni el despliegue mediático montado”, acentuó.

Para la dirigente de izquierda, la Justicia aplica “un doble estándar difícil de entender”, esto es que “se prohíben los afiches callejeros de partidos que nos auto financiamos, pero no se impide que la TV, la radio y los medios gráficos sean inundados con discursos de campaña de los candidatos que se financian con fondos del Estado, las empresas y la corrupción”.

“Esta medida no detiene la campaña, sólo permite que la hagan los que pueden pagar para estar en los grandes medios”, fustigó Echevarría.