En Argentina, la mitad de los adolescentes es pobre

País (10/7/17). Sólo el 45% completa la escuela secundaria y entre los 14 y los 15 años, 1 de cada 6 trabaja. Así lo reveló un informe de Unicef Argentina; entidad que solicitó a los Gobiernos, al sector privado y a la sociedad civil promover políticas públicas “integrales” para esta población específica.

“Para cada adolescente, una oportunidad”. Bajo esta premisa, UNICEF presentó este lunes un “Posicionamiento sobre adolescencia en el país”, un documento con información en salud, educación, protección de derechos y participación de los chicos y las chicas de entre 10 y 18 años.

“La adolescencia es un período de cambios positivos pero también es un momento de vulnerabilidades particulares del momento de su desarrollo”, expresó Florence Bauer, Representante de UNICEF Argentina.

En ese sentido, explicó que “muchos indicadores que durante la infancia muestran resultados favorables, empeoran cuando los chicos y las chicas crecen. La educación primaria, por ejemplo, prácticamente es universal pero en la secundaria hay medio millón de adolescentes que no está en la escuela”.

“Es necesario promover políticas públicas integrales que prioricen a la adolescencia como una población específica”, acentuó.

En la Argentina hay más de 5 millones y medio de adolescentes entre 10 a 18 años. La pobreza monetaria afecta mayormente a éste grupo etario. Según UNICEF, 1 de cada 2 adolescentes de entre 13 y 17 años es pobre; entre los 14 y los 15 años, 1 de cada 6 trabaja; entre los 16 y los 17 años, lo hace 1 de cada 3.

Medio millón está fuera de la escuela y solo la mitad de los que ingresa finaliza el nivel secundario. El abandono escolar está fuertemente relacionado con la inserción temprana en el mercado de trabajo, sobre todo entre los varones, y el embarazo entre las mujeres, se observó.

El 15% de los nacimientos en Argentina son de embarazos adolescentes: 6 de cada 10 no son planificados y 1 de cada 10 mujeres abandona la secundaria por este motivo o porque se aboca al cuidado de sus hijos, hijas, hermanos o hermanas menores.

La violencia y el suicidio, muchas veces vinculado a casos de abuso sexual, son problemáticas que también aborda el “Posicionamiento sobre adolescencia en el país”. Las manifestaciones más graves de violencia tienen lugar dentro de los hogares, ocurren en privado y son difíciles de detectar.

Entre los 12 y los 14 años, 1 de cada 3 chicos y chicas sufren castigos físicos por parte de sus padres; entre los 15 y los 17 años, la proporción es 1 cada 4. En cuanto a los casos de suicidio adolescente, en 2015 se registraron 438 muertes de las cuales 3 de cada 4 se corresponden con un varón.

Ante esta situación, UNICEF alentó el trabajo colectivo de los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado, las familias y cuidadores, y las comunidades para la promoción de políticas públicas que contribuyan al desarrollo integral de los y las adolescentes.

Asimismo, destacó que dichas póliticas deben garantizar los derechos a la inclusión social, la educación, la salud, la protección frente a la violencia, la salud sexual y reproductiva, la protección frente al trabajo infantil, a la justicia y a la participación.

El documento se puede descargar en http://uni.cf/2t60Bmb