Unicameral: Ante la contaminación de ropa de cama de hospitales, radicalismo pide explicaciones a Fortuna

Córdoba (28/7/17). A través de un proyecto de resolución y con duras críticas al Gobierno provincial, la legisladora radical Elisa Caffaratti, demandó la comparecencia del Ministro de Salud a los fines de brindar informe sobre la situación de higiene de los elementos sanitarios en los hospitales provinciales que fuera objeto de una denuncia del personal sanitario que investiga el fiscal Carlos Matheu, que ya arrojó al imputación de cuatro personas, entre ellas un funcionario de la cartera de Salud. La Provincia salió a fijar posición sobre este asunto en un comunicado: “Están garantizados todos los procedimientos de seguridad e higiene en los hospitales públicos”, subrayó.

Matheu imputó a cuatro personas por contaminación en las sábanas y otros elementos sanitarios de los nosocomios públicos. Las pericias encargadas por el representante del Ministerio Público Fiscal determinaron que el método de lavado no elimina por completo las bacterias de las prendas, ya que no responde al proceso de higiene siguiendo el protocolo especial.

Entre los imputados por el delito de contaminación ambiental, se encuentra el director General de Compras y Contrataciones, José María Cittadini, quien depende del Ministerio de Salud de la Provincia. Sobre él pesa, además, la imputación por presunta omisión de los deberes de funcionario público.

Según la denuncia y los dichos del fiscal, la empresa Magic Clean SRL adjudicataria del servicio, derivaba (tercerizaba) la ropa de cama de hospitales a un lavadero que no poseía habilitación, ni muchos menos cumplía con el protocolo exigido en estos casos.

La Justicia realizó un allanamiento en el lavadero tercerizado, ubicado en barrio Panamericano. “Se constató que había una falta total de higiene y que no se estaría cumpliendo las normas”, afirmó Matheu.

En diálogo con la prensa, el fiscal interviniente en el caso, especificó que se realizaron peritajes a 10 prendas al azar de los hospitales (se mencionan Hospital San Roque, Pediátrico y Neonatal). Los análisis arrojaron que 4 de ellas poseían hongos de levadura y una de ellas tenía presencia de Staphylococcus aureus.

“Esta bacteria es una de las principales responsables de las infecciones intrahospitalarias. La bacteria puede introducirse a través de las heridas y puede producir enfermedades muy severas y mortales. Como la sepsis, la meningitis y la neumonía”, aclaró el fiscal.

Tras conocerse la noticia y las declaraciones de Matheu, la parlamentaria radical que pidió la comparecencia del ministro Fortuna en el término de un plazo de cinco días, afirmó que a los problemas que ya se observan en materia de salud pública, hoy se le suma “el absoluto descontrol en la higiene de las sábanas y elementos sanitarios de los hospitales públicos”.

En este sentido, la autora de la iniciativa cuestionó que “la salud en nuestra provincia está en estado crítico hace muchos años y esto es a causa del abandono por parte del Estado provincial y a las malas políticas públicas implementadas en estos 18 años de gobierno de Unión Por Córdoba”.

A modo de antecedente, la vicepresidenta 1ª de la Unicameral en representación del Radicalismo, recordó que en el año 2014 junto al entonces legislador Rodrigo de Loredo recorrió todos los hospitales provinciales para relevar la situación de los mismos y poder conocer sus principales problemáticas. En ese entonces observó que tanto en el Hospital San Roque y en el Hospital Materno Neonatal había maquinaria como lavadoras y secadoras nuevas, sin usar e incluso embaladas.

“El gobierno provincial debería dejar de dar grandes anuncios, rodeados de publicidad en materia de salud para cumplir con su responsabilidad y no poner en riesgo la salud de los ciudadanos que acuden a los hospitales provinciales”, opinó Caffaratti.

Garantía de seguridad e higiene

Por su parte, el Ministerio de Salud emitió un comunicado, a través del cual, se expresa que “están garantizados todos los procedimientos de seguridad e higiene en los hospitales públicos y que no ha habido en ningún centro de salud provincial un brote o aumento de infecciones intrahospitalarias”.

Asi respondió la adminsitración provincial a la denuncia y los dichos del fiscal Matheu que se conocieron este viernes. De todos modos, oficialmente se dijo que el Ministerio de Salud y los funcionarios de las distintas dependencias están a disposición de la Justicia para continuar con la investigación.

Con respecto a la denuncia, la cartera sanitaria aclaró que “la circulación de infecciones intrahospitalarias no está relacionada a la ropa de cama, sino que ha sido vinculada principalmente a un deficiente lavado de manos, sobre todo luego de procedimientos invasivos, como sondas, catéteres, accesos vasculares, sin cumplir los protocolos de asepsia”.

En cuanto al lavado de sábanas, la Provincia manifestó que “no constituye un mecanismo de asepsia, de manera que es esperable en toda la ropa lavada un porcentaje de colonización. Para esto existen mecanismos de control de calidad que las empresas siguen -tanto en el lavado en sí como en su manipulación y traslado- según protocolos de cuidado establecidos en los pliegos de licitación”.

Ante el peritaje de prendas al azar de los hospitales que arrojó la presencia de hongos y de la bacteria Staphylococcus aureus, el Ministerio a cargo de Fortuna señaló que “no cuenta con elementos para corroborar que se hayan observado procedimientos estandarizados para la preservación de las muestras al retirar y manipular las sábanas desde el Hospital por parte del personal de la Fiscalía”.

“Se debió usar un medio estéril y un transporte adecuado, dado que estas bacterias, como se mencionó, están presentes en el ambiente”, se acentuó desde el área de salud, que a su vez, remarcó que “la utilización confusa e incorrecta de términos como contaminación o daño ambiental, solo producen pánico y desconfianza innecesaria de la población hacia el sistema de salud”.