Proponen que se declare la Emergencia Ambiental por el enterramiento de Piedras Blancas

Ciudad de Córdoba (10/8/17). La concejal Victoria Flores (Bloque Pensando Córdoba), elevó un proyecto de resolución por el cual solicita al Ejecutivo Municipal la declaración de la Emergencia Ambiental por el enterramiento de residuos urbanos de Piedras Blancas.

Asimismo, la edil pide la expropiación de un predio colindante para la ampliación de dicho predio, y la inmediata puesta en marcha de un plan integral de selección, reutilización, reciclado, tratamiento y disposición de residuos sólidos urbanos “más acorde al siglo XXI y no al siglo XIX como lo es actualmente”, advirtió.

Al defender su iniciativa, Flores expresó que “todos sabemos que hace rato el predio de Piedras Blancas está agotado. Pero también sabemos que la Municipalidad no hizo nada adecuado para resolver la cuestión”.

Al apuntar sus críticas contra la gestión de Mestre, la edil opositora resaltó: “No tuvo la capacidad política ni la capacidad técnica de encontrar una solución al tema, así que no vemos otra alternativa que una urgente declaración de la emergencia ambiental”.

“Este tema no puede esperar. Hay que encontrar una solución ya. Responsabilizo directamente al intendente por los perjuicios que se puedan causar a los vecinos, y por los daños causados al patrimonio municipal por no hacer las cosas bien en esta materia”, enfatizó. 

En relación a la expropiación, Flores sostuvo que “como la municipalidad no ha sabido resolver la cuestión y hasta tanto la Justicia resuelva el amparo, creo que una de las soluciones posibles es la expropiación del predio colindante.

“Eso le va a dar a Piedras Blancas mayor capacidad, hasta que la municipalidad enfoque el tema de los residuos sólidos urbanos con mayor responsabilidad”, acentuó. 

Al advertir que es hora que el intendente proceda con “la capacidad, el profesionalismo, el compromiso y la diligencia que exige una ciudad de casi un millón y medio de habitantes”, la concejal aseguró que “en Córdoba a la basura se la entierra, como en el siglo XIX. Ya estamos en el Siglo XXI. Es hora de que el municipio tome este tema con la responsabilidad que le cabe”.