Las ventas minoristas crecieron 0,9% durante agosto

Córdoba (7/9/17). Las ventas minoristas cordobesas volvieron a registrar una leve suba durante agosto. De acuerdo con el relevamiento realizado por la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) y sus Cámaras y Centros Comerciales adheridos, durante el mes pasado la comercialización mostró una mejora de 0,9% respecto de igual mes de 2016, considerando el volumen de venta.

Así, el desempeño registrado desde principio de año sólo se ubica 0,03% por encima de los ocho primeros meses del año anterior.

“Volvemos a registrar una nueva suba que no llega a un punto porcentual”, explicó Ezequiel Cerezo, vicepresidente de Fedecom al referirse a las estadísticas. “En este caso, tuvieron efecto positivo el Día del Niño y las ventas que se registraron en los comercios del rubro que, respecto del año pasado, fueron superiores en 1,3%”, remarcó.

“En la medida en que se va conociendo que mejoran algunos sectores económicos, hay más confianza en que la actividad comercial comience a repuntar en los próximos meses para cerrar el año con mayores ventas”, señaló.

Como en ocasiones anteriores, el desempeño positivo fue un poco más pronunciado en el interior de la provincia que en la Capital. En efecto, de acuerdo con el relevamiento que realiza la Cámara de Comercio de Córdoba (asociada a Fedecom) las unidades vendidas en la ciudad de Córdoba registraron una suba de 0,6% respecto a igual mes de 2016, en tanto que en el interior la suba fue de 1,1% interanual.

Considerando los diferentes rubros, los más favorecidos durante agosto fueron Juguetería y artículos de librería (3,4% de expansión interanual en agosto), Farmacia (2,2%) y Ferretería (1,7%), este último producto de la mayor actividad que se viene observando en el rubro de la construcción.

Por su parte, registraron caídas o se vieron muy poco favorecidos por la mejora, los rubros Relojería y joyería, Marroquinería y Perfumería.

A nivel país, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó el domingo pasado una contracción interanual promedio en las ventas minoristas de 0,3%.