Radical volvió a advertir de “la precariedad laboral de miles de auxiliares escolares”

Córdoba (9/9/17). Ante la negativa del oficialismo de tratar una declaración de su autoría que solicitaba al Gobernador “su directa intervención” en la problemática, el legislador Miguel Nicolás (UCR) presentó un proyecto de resolución dirigido al Ejecutivo para que informe en detalle sobre aspectos relacionados con esta forma de contratación por parte de la Provincia.

“Ante la negativa de este cuerpo deliberativo de tratar el proyecto de declaración sobre el cual solicitábamos al señor. Gobernador (Juan Schiaretti), su directa intervención, ante la precariedad laboral de miles de auxiliares escolares, presentamos el presente pedido de informe, a los efectos de conocer al detalle, cual es la situación que padecen las mencionadas trabajadoras”, afirmó el integrante de la bancada radical acerca de su iniciativa.

En este sentido, Nicolás destacó que “enmascarado en una ayuda social, el programa de auxiliares escolares, resulta ser un trabajo con carga horaria, para el caso de aquellos beneficiarios, que deben encargarse de la limpieza en los establecimientos escolares y que los mismos cobran un paupérrimo sueldo, beca, o retribución de servicio, como prefiera llamarlo”.

Al calificarla de “irregular” a esta forma de contratación de la Provincia, el parlamentario sostuvo que a través de su pedido de informes se procura saber “cuáles son los beneficios sociales, que tienen dichas trabajadoras; si poseen seguro de vida, aguinaldo, servicio de emergencia y aportes previsionales, correspondientes en un todo de acuerdo a lo que establece la legislación laboral nacional y provincial”.

También se demanda conocer cuáles han sido las gestiones que han realizado, por un lado, el SEP, y por el otro, la UEPC, “en defensa de las miles de trabajadoras que prestan servicios en negro, sin ningún tipo de cobertura social ni asistencial”, remarcó.

Ante esta situación, el radical cuestionó que “resulta irrisorio que después de 18 años de Gobierno de UPC y con un 40% de cordobeses en la pobreza que evidencian el fracaso del modelo, el Estado provincial continúe impulsando este programa como una forma de atenuar la situación de pobreza”.

Para el radical, la administración provincial se equivoca al sostener dicho programa “como una transición entre el desempleo y el trabajo pagando salarios indignos y sometiendo a los trabajadores a condiciones laborales de absoluta precariedad”.

“A pesar de que en la realidad quienes participan son verdaderos trabajadores que prestan sus servicios en establecimientos públicos de la Provincia que cumplen con un régimen laboral de 4 horas diarias el Gobierno provincial los niega como tales y se esfuerza por resaltar que la condición de beneficiario del programa no generará relación laboral alguna con la Provincia”, concluyó Nicolás.