Ante la demora en los fondos de Nación para obras, Schiaretti no quiso confrontar y la atribuyó a “problemas burocráticos”

Córdoba (12/9/17). El mandatario provincial descartó diferencias con la administración central por este tema. Si afirmó que la Provincia tomó las “precauciones” del caso para que las obras no se paren. Ante el arco empresario, Schiaretti pidió cuidar el “progreso de Córdoba” y evitar que “nos saquen recursos”, en referencia a la demanda interpuesta por el gobierno bonaerense por el Fondo del Conurbano. Volvió a insistir que con la nueva composición del Congreso se viene el debate por la redistribución federal de los recursos.

Tras su mensaje a los empresarios cordobeses que se congregaron este martes en el almuerzo de la Bolsa de Comercio en el marco del ciclo de coyuntura económica, el gobernador Juan Schiaretti mantuvo contacto con los medios, en el cual habló de los fondos comprometidos por Nación que no llegan; de la reforma laboral y del nuevo escenario en el Parlamento nacional tras las elecciones de octubre, en cuyo ámbito se deberá discutir la redistribución de recursos y subsidios a las provincias.

El mandatario descartó que mantenga “diferencias” con el gobierno macrista por la demora en los fondos comprometidos por el poder central para obras en territorio cordobés. En cambio, expresó que si planteó la “situación como está”.

“Yo no entro en juzgar que es lo que pasa con Nación, por qué no llegan los fondos, por qué no hicieron las obras que se comprometió; dijo simplemente que Córdoba ha tomado las precauciones para que de no llegar esos fondos, de demorarse mucho, la obra pública no se para”, acentuó.

Schiaretti atribuyó esta demora a “problemas burocráticos”, en ese sentido, ironizó: “la verdad que cuando uno los cuenta parece que se trabajara como en época de María Castalla”, por la burocracia en los procesos de certificación de obras.

En cuanto a los fondos nacionales que no llegan para obra pública ya comprometida, el titular del Ejecutivo provincial se refirió puntualmente a que de los 2.000 millones para la Autovía 36, a la fecha se han enviado 895.7 millones de pesos, siendo que a la Provincia le resta pagar el 3% de la obra, es decir aproximadamente 240 millones de pesos aproximadamente. “Es decir que no hay problemas que la Nación demore en enviar los fondos”, señaló el gobernador, pero aclaró que se debe a las “previsiones” que tomó su gestión.

“Tampoco han comenzado el envío de fondos de sobre la Variante Costa Azul que la Nación se había comprometido ha enviar 1.000 millones de pesos. Lo mismo que la Circunvalación; todavía no han comenzado a enviar nada de fondos -explicó Schiaretti- pero la Provincia es garante de que se haga; hemos pagado bastante y tenemos crédito para eso”. La misma situación se presenta en la construcción del Camino de Altas Cumbres donde el Estado provincial viene asumiendo los pagos.

Caso similar es lo que ocurre con los trabajos en rutas nacionales en las que Nación se había comprometido ha iniciar las correspondientes obras y sólo trabaja en un tramo de la Autopista 19, entre Río Primero a San Francisco, “porque de Córdoba a Río Primero la hace la Provincia”, advirtió.

Sobre la reforma laboral que se viene, quien administra la Provincia más grande en nombre del Peronismo, se mostró en contra de bajar el sueldo a los trabajadores. “Es un absurdo creer que el país va a producir más porque se le baje el sueldo a los trabajadores. Rechazo absolutamente cualquier rebaja de sueldo a los trabajadores”.

En esa línea, propuso a partir de su experiencia en la actividad privada en Brasil y para aumentar el trabajo en blanco, bajar este 16-17 por ciento de los aportes patronales con un “fondo de garantía por tiempo de servicio”.

“Es el que tiene la construcción en Argentina y es el que hay por ejemplo en Brasil. Pagarían 9% de este fondo y 8% de aporte patronal para los nuevos empleados. Y esto es bueno porque no desfinancia la ANSES y porque le da tranquilidad a las pequeñas y medianas empresas. Cada trabajador que tomen, si se vieran en la desgracia de despedirlo, no les va ha significar la quiebra a las empresas”, subrayó.

Reclamo de Vidal (Fondo del Conurbano)

Ante la demanda de la gobernadora Vidal que se encuentra en instancia de la Corte Suprema, el gobernador sostuvo que “es la responsabilidad histórica del actual Gobierno nacional de comenzar ha dar marcha atrás en la concentración de recursos, y esto es lo que estamos planteando en la Provincia. Porque si no se hace eso se va a sacralizar el centralismo porteño. Si no comenzamos a desandar ese camino, de acá a unos años, va a estar absolutamente consolidado que las provincias ponemos recursos a la Nación para que ella lo vuelque en Ciudad de Buenos Aires -que es la ciudad más rica de América Latina- y el Conurbano bonaerense”.

Para Schiaretti -en sintonía con lo acordado con sus pares- este tema debe debatirse entre el Gobierno nacional y las jurisdicciones provinciales, “tendrá que ponerse en marcha una mesa que permita debatir esto y que luego se plasme en un acuerdo en el Congreso de la Nación”, indicó.

“Por eso le pedimos a la Corte que no emita fallo hasta no escuchar a todas las provincias argentinas. Lo que Argentina no puede hacer es seguir concentrando recursos en Capital Federal y el Conurbano y hacer una fábrica de pobres en el interior”, añadió.

Ante la consulta de Agenda 4P, el mandatario cordobés consideró que este es uno de los tantos temas en los que las provincias coinciden, más allá de las pertenencias políticas. Por tal motivo, en vistas a la próxima conformación de Congreso Nacional, dijo que avizora la creación de “un bloque federal que incluya no sólo al peronismo, sino a todas las expresiones del interior del país para debatir en conjunto”.