Tras la polémica, el Gobierno dio a conocer los datos de pobreza, según el IndecCBA

Córdoba (25/9/17). La administración provincial presentó este lunes los resultados del primer Monitoreo de Condiciones de Vida del Gran Córdoba. Cabe recordar que la polémica se desató a partir de cifras dadas a conocer por el Indec (allá por findes de marzo) que arrojaron un 40,5% de pobres y 10,8% de indigentes en esta zona de la provincia. A partir de allí, el Gobierno de UPC trabajó su propia medición con el propósito de relevar el impacto de los planes sociales puesto en marcha por el Ejecutivo cordobés para paliar la pobreza.

Este lunes, la Provincia dio conocer oficialmente los números de ese relevamiento llevado a cabo por la Dirección General de Estadísticas y Censos con el aporte de la Facultad de Ciencias Económicas (UNC), que se denomina Monitoreo de Condiciones de Vida (MCV) del Gran Córdoba y que según la Secretaria General de la Gobernación, Silvina Rivero, constituye “una herramienta de gestión“.

El operativo se realizó durante junio, julio y agosto en 1.300 viviendas del Gran Córdoba, con una respuesta efectiva del 80%, es decir 1.054 hogares. El informe verifica que 40.000 personas dejan de ser indigentes y 13.000 personas dejan de ser pobres a raíz de los planes no monetarios que reciben del Gobierno provincial.

“La idea es tener herramientas o insumos que permitan medir la eficiencia del Estado, y contar con los datos necesarios para tomar medidas que sean necesarias para poder ajustar y focalizar la implementación de los programas”, sostuvo Rivero.

Por su parte, Héctor Conti (DGEyC) detalló la metodología aplicada y hizo hincapié en el alcance del estudio. “Este (tipo de) monitoreo es el primero que se hace en la provincia, con dos objetivos: conocer las condiciones de vida de la población y, fundamentalmente, evaluar lo que no hacen las anteriores mediciones: el impacto de los planes sociales no monetarios que implementan los organismos dentro de la provincia para poder respuesta a las necesidades”, señaló el director General de Estadísticas y Censos.

Ante la consulta periodística, aclaró que con  esto no se busca abrir una polémica con el Indec, porque esta medición que hizo Córdoba es un corte de tres meses y mide el impacto de los planes.

A fin de año con la medición de un semestre, se podrá comparar con los datos del Indec, evaluó el funcionario provincial. 

En cuanto a los resultados de este primer MCV (del IndecCBA), se observa que el impacto de los planes sociales no monetarios del Gobierno en los ingresos de los hogares del Gran Córdoba, se verifica que 40.000 personas dejan de ser indigentes y 13.000 personas dejan de ser pobres.

A nivel general, el porcentaje de la indigencia en el Gran Córdoba es de 6,2% (100.000 personas), y con el impacto de los planes sociales no monetarios, se reduce al 3,8%, o sea 2,4 puntos porcentuales menos. Esto da cuenta, según la medición oficial, de que 40.000 personas dejan de ser indigentes (un 40% menos).

Con respecto a la pobreza, los resultados arrojan un 30,3% (490.000 personas, que incluye a los indigentes), siendo el impacto de los planes no monetarios de 0,7 puntos porcentuales menos, lo que ubica el porcentaje final en 29,6% (477.000 personas) reduciendo variación en un 2,3% y permitiendo a 13.000 personas dejar de ser pobres.

Con respecto a la percepción de los planes sociales no monetarios, se detecta que el 94% de los indigentes y el 85% de las personas en situación de pobreza, son beneficiarios de al menos un plan de la Provincia.