En acto por los 90 años de Fadea, Aguad reafirmó el rumbo: “No podemos ser Fuerza Aérea dependiente”

Córdoba (10/10/17). Así se pronunció el ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, al encabezar el acto de celebración por los 90 años de vida de la Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (FAdeA). Pidió esfuerzo conjunto para lograr el objetivo de poder producir competitivamente en calidad y precio para el mercado aeronáutico.

“La Argentina hace más de setenta años que abandonó el rumbo que aquellos pioneros le trazaron al país. Somos hijos de ese tiempo perdido y estamos dispuestos, no sólo desde el gobierno sino la mayoría de los argentinos, a no seguir perdiéndolo”, afirmó el titular de la cartera de Defensa.

Por ello, Aguad remarcó que la idea es que la fábrica “vuelva a tener el mismo esplendor que tuvo. Pero no podemos seguir hipotecando a las generaciones que vienen”.

Al referirse a la producción del avión Pampa, que destacó “es un gran avión de entrenamiento avanzado”, el funcionario nacional advirtió que hacen falta capitales y se mostró confiado en conseguirlos.

En ese sentido, planteó la necesidad de una apertura a nuevos mercados para poder vender este tipo de aviones, pero para ello remarcó que hay que ser “competitivos en calidad y precio proque sino el sueño no se puede convetir en realidad”.

“Si queremos producir aviones argentinos militares de alta tecnología y de avanzado entrenamiento necesitamos ser muy competitivos y esto se logra entre todos”, insistió Aguad en su mensaje dirigido a las autoridades de la fábrica, del Ministerio de Defensa, ingenieros y el conjunto de los trabajadores.

Por su parte, el presidente de FAdeA, Ercole Felippa, hizo un repaso por la historia de la fábrica y sus aportes al desarrollo productivo, científico y educativo del país. En esa línea, renovó el compromiso “de devolverle el esplendor de sus mejores años”.

“Con el esfuerzo y compromiso de todos, podremos trazar el camino que nos lleve hacia la búsqueda de nuevos mercados y nuevos horizontes, más allá de nuestras fronteras. Ése es el norte que guía nuestra gestión”, afirmó Felippa.

En el último año, en FAdeA se potenciaron proyectos relacionados con la provisión de piezas para modelos de alta prestación como CK 390, de la empresa brasileña Embraer; se puso en aire al IA 100, el primer avión de material compuesto diseñado en la fábrica argentina; se modernizó en tiempo record el avión Hércules TC-61 y se inició la fabricación de tres nuevos aviones Pampa III, actualmente en pleno proceso de desarrollo.

A su vez, se incentivaron otras unidades de negocio, como la de Servicios, Ingeniería y Mantenimiento, donde está previsto que se lleve a cabo la remotorización de cinco aviones Pampa II, la reparación y mantenimiento preventivo de tres Fokker F-28 y tres Pampa II y la modernización de tres Hércules C-130 y un P-3 Orion, entre otros proyectos.