Nuevo edificio/Legislatura: Montero advirtió de un negocio de más de $ 1.500 millones por las cocheras

Córdoba (11/10/17). Con un pedido sobre tablas de su proyecto dirigido al vicegobernador Martín Llaryora, por el cual se demanda información obrante respecto al traslado de la Legislatura al predio cercano al Centro Cívico, la legisladora Liliana Montero (CP) insistió en impulsar el debate de este tema en la sesión de este miércoles, contando con la negativa oficialista. Para la opositora esta decisión del Ejecutivo “no respeta la independencia de poderes”. 

Al destacar que el 23 de octubre vence el plazo para la presentación de propuestas en la licitación, Montero expresó la preocupación ante el avance de esta decisión que según entiende va en contra del respeto a la independencia de poderes. 

Afirmó que esta medida estuvo “en manos del Poder Ejecutivo y del vicegobernador”, sin existir en el ámbito legislativo ningún debate que permitiese intercambiar opiniones sobre el propio traslado, el nuevo emplazamiento, el diseño del nuevo edifico de acuerdo a las necesidades funcionales, los costos que se deben afrontar y la concesión que se otorgará de la playa subterranea. 

“Al mejor estilo Unión Por Córdoba, unilateralmente se deciden obras sin ningún tipo de participación de los afectados, en este caso un Poder del Estado”, cuestionó la legisladora opositora.

Asimismo, Montero desplegó munició gruesa contra esta decisión del oficialismo, al sostener que “detrás de esta obra se esconde un negocio de más de 1.500 millones de pesos mediante la concesión del estacionamiento del futuro nuevo edificio”.

Según los pliegos, se prevé disponer de 1000 plazas de estacionamiento que va a manejar el concesionario durante 20 años con posibilidad de prórroga a 10 años más. La explotación no es sólo de esas plazas sino de todos los negocios que se van a instalar en las mismas, tales como gomerías, bares, locales comerciales, entre otros.

Para la legisladora, el “dato curioso” que aparece en los pliegos, es que el concesionario, podrá -finalizada la obra- ceder dicha concesión. “O sea terminan la obra y pasará a manos de…”, lanzó el interrogante  Montero. 

“Han diseñado un negocio de más de 1500 millones de pesos que le van a dar a quien tenga la concesión de las 1000 plazas de la playa de estacionamiento”, acentuó  la parlamentaria, al tiempo que insistió en que la Unicameral “es un poder independiente”. 

Acerca de este monto de ganancias que se obtendrían de la playa de estacionamiento, la dirigente progresista explicó que surge del cálculo de las plazas disponibles (1000) por 6 horas diarias cada una de promedio de uso, sólo los días hábiles en un plazo de 30 años (con la opción de prórroga de la concesión). 

Montero aclaró además que esa cifra no incluye las ganancias por las explotaciones comerciales que también redundarán en beneficio del concesionario.