Reforma: Impulsan propuesta gradual para extender las licencias

País (29/10/17). En la Argentina solo el 47% de los trabajadores y el 51% de las trabajadoras que son padres o madres pueden tomarse días y cobrarlos. El resto o trabaja de manera informal, sin los debidos aportes, o es independiente. Con una inversión extra de 0,11% del PBI hacia 2030, se podrían extender las licencias significativamente para todos los trabajadores formales, afirmó Cippec. 

Asimismo, la think tank argentina advirtió que con otro 0,12% del producto, se podría cubrir también a los padres y las madres que trabajan de forma no registrada, independiente, buscan empleo o están fuera del mercado laboral.

Las licencias por maternidad, es decir, las asignaciones que otorga la ANSES por los salarios de las mujeres que acaban de dar a luz o que están por hacerlo, se estima que totalizaron $ 8.202 millones en 2016. En tanto, el costo de las de los padres, que solo duran dos días, es asumido por el empleador.

Con una inversión extra de 0,11% del PBI hacia 2030, se podrían extender las licencias significativamente para todos los trabajadores formales, según se desprende del documento de Cippec “Más días para cuidar: Una propuesta para modificar el régimen de licencias desde la equidad” publicado a medidados de la semana que finalizó.

Por otra parte, el estudio estima que, con un desembolso de otro 0,12% del producto, se podría cubrir a todas las familias, incluso si los padres trabajan de forma no registrada, independiente, buscan empleo o están fuera del mercado laboral.

Además de una ampliación de la cobertura, esta propuesta implica una extensión gradual de las licencias hasta alcanzar en 2030, 98 días por maternidad, 30 días por paternidad y la creación de una licencia familiar de 60 días, destaca Cippec en su iniciativa.

Desde la entidad que promueve políticas públicas advierten que todas las familias deberían tener acceso a las licencias. Sin embargo, en la Argentina solo el 47% de los trabajadores y el 51% de las trabajadoras que son padres o madres pueden tomarse días y cobrarlos. El resto o trabaja de manera informal, sin los debidos aportes, o es independiente (monotributista o autónomo) y cobra por día trabajado o por tarea concluida.

“Es necesario modificar el régimen de licencias para garantizar el derecho a cuidar y ser cuidado; porque la sociedad argentina está envejeciendo; porque contribuye a la equidad de género y porque mejora el desarrollo infantil”, expresó Gala Díaz Langou, directora del programa de Protección Social de CIPPEC y coautora del documento.

En ese sentido, se pronunció a favor de que el nuevo régimen de licencias “debería ser universal -alcanzar a todas las familias que tengan niños, sin importar su estatus laboral-, promover la coparentalidad -es decir, la corresponsabilidad entre los adultos a cargo- y ser equitativo, contemplando licencias familiares”.