Legisladores cordobeses expresaron un contunde apoyo al reclamo de industriales de bioetanol ante Nación

Córdoba/País (6/11/17). Con el objetivo de acompañar el reclamo de los industriales de Bioetanol radicados en la provincia ante Nación, los funcionarios mantuvieron una reunión para evaluar la realidad que atraviesa este sector agro productivo.

Legisladores nacionales y provinciales se reunieron este lunes con industriales de bioetanol para expresar su respaldo a los reclamos que el sector lleva adelante desde que el Gobierno Nacional anunciara la reducción del precio del bioetanol.

Desde Córdoba se advierte que esta medida podría afectar el normal desarrollo del plan de trabajo que ejecutan dichas industrias; una baja en la producción general, la rentabilidad y un atraso en las inversiones, lo cual alteraría de manera directa e indirecta el desarrollo de la industria del bioetanol en todo el territorio. Cabe destacar que en la provincia están tres de las cinco etanoleras de maíz que hay en el país: Pro-Maíz (Alejandro Roca), ACA-Bio (Villa María) y Bio 4 (Río Cuarto).

En primer término, el presidente de la bancada oficialista de la Unicameral, Carlos Gutiérrez, señaló que “junto a las empresas que representan en nuestra provincia una importante inversión en materia de producción de bioetanol, los diputados nacionales, los legisladores provinciales, principalmente de las regionales afectadas, y los intendentes, hemos decidido llevar adelante un fuerte reclamo ante esta decisión del Gobierno Nacional de bajar el precio del bioetanol”.

Ademas, afirmó que “esta medida inconsulta significa un ataque directo a las posibilidades de desarrollo de Córdoba, ya que quedan en vilo numerosas inversiones para la provincia. Haremos llegar nuestra voz a través de distintas vías del Poder Ejecutivo Provincial, la Unicameral cordobesa,  la Cámara de Diputados de la Nación, sindicatos e intendentes, con el fin que esta decisión se revea inmediatamente”.

En tanto, el director de Bio4, Manuel Ron, agradeció el apoyo del sector político, al sostener que “esta actividad que genera desarrollo en la región y empleo genuino, va más allá de la transformación del maíz en bioetanol”.

“Nos sorprendió lo abrupto de la medida tomada, esperábamos otro nivel de diálogo y de interacción para que cualquier cambio pueda ser llevado con previsión y gradualismo por parte del sector empresarial”, opinó Ron, al tiempo que aseguró que no están en peligro los puestos de trabajo. “La producción va a seguir, pero esta baja de la rentabilidad pone en riesgo el nivel de inversión en la optimización de plantas y anula la ampliación y duplicación de las mismas”, remarcó.

Por su parte, la diputada nacional Adriana Nazario, se refirió al pedido de informe presentado  en la Cámara baja para que el Poder Ejecutivo “nos explique las razones o motivos de esta medida, y saber si han estudiado el impacto que puede tener sobre las economías regionales de Córdoba y del noroeste”. “Esta es una causa de todos los cordobeses, ya que es la provincia que produce mayor cantidad de maíz, y es una potencia en energía renovable, que es sostenible, sana y beneficia al medio ambiente”, acentuó.

También, participaron de la reunión que se llevo a cabo en el Centro Cívico de la Capital Alterna, el intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas; el diputado Nacional, Agustín Calleri; el Director de la Comunidad Regional de Río Cuarto, Rubén Moine; los legisladores provinciales, Franco Miranda, Matías Viola y Nora Bedano; el subsecretario de Infraestructura Rural, Edgardo Bustamante; el secretario General del Gobierno de la provincia de Córdoba en Río Cuarto, Hugo Palacios; el Asesor Ad-Honorem del Gobierno de la provincia, Hugo Abraham; el Gerente General de Promaíz S.A., Claudio Petroccelli, el Jefe de Producción de ACABIO, Raúl Picatto y el intendente de Alejandro Roca, Aldo Etcheverry