Desde la sociedad civil sostienen que sin participación ciudadana, el Defensor no será para el Pueblo

País (8/11/17). Organizaciones de la socieda civil destacaron que el Congreso de la Nación debe garantizar que el próximo Defensor “sea idóneo, independiente y proactivo en la defensa de los derechos”. Por ello, argumentaron que es necesario “un procedimiento de designación participativo, abierto y transparente”.

Un grupo de organizaciones presentaron ayer ante el Congreso de la Nación una nota en la que manifiestan su “preocupación” por los avances en el proceso de designación del Defensor del Pueblo de la Nación sin que se hayan dispuesto mecanismos participativos a fin de que la ciudadanía pueda evaluar y opinar sobre los méritos de los candidatos.

Ante esta situación, pidieron al Congreso de la Nación que se abstenga de designar candidatos a Defensor del Pueblo, sin antes abrir un procedimiento amplio, transparente y participativo de consulta.

Este miércoles la Comisión Bicameral del Defensor del Pueblo procedió a la designación de ternas de candidatos a la Defensoría, con miras a que las Cámaras lo designen antes de fin de año.

Desde el año 2013 varias de las organizaciones que rubricaron la nota vienen exigiendo al Congreso de la Nación que designe al Defensor del Pueblo de la Nación de un modo participativo.

Tanto el Poder Judicial, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se han pronunciado reclamando el cese de la actual situación de acefalía. A pesar de ello, en estos años el Congreso ha sido reticente en nombrar un nuevo Defensor, argumentando la dificultad de alcanzar las mayorías agravadas dispuestas por la Constitución.

Hoy, cuatro años después, la Comisión Bicameral reactivó el procedimiento. Pero a la fecha -resaltaron las organizaciones de la sociedad civil- “no activó ningún mecanismo de participación de la sociedad civil en el proceso tendiente a conformar la terna de candidatos”.

“Los eventuales acuerdos políticos realizados sin participación de la ciudadanía en la conformación de la terna afectarán el adecuado funcionamiento institucional de la Defensoría, una vez que su nuevo titular sea designado”, advirtieron.

En ese sentido, las entidades insistieron en su planteo de que para designar un Defensor que sea realmente para el Pueblo, “es necesario asegurar que el Pueblo participe en el procedimiento de designación, el que no debe realizarse de espaldas a la ciudadanía”.

Sobre este punto, aclararon que se  envió al Congreso una propuesta con recomendaciones para reglamentar un procedimiento participativo.

Por último, ls organizaciones remarcaron que la Defensoría debe estar a cargo de  “una persona con idoneidad técnica y moral, independencia y proactividad en la defensa de derechos”.

Las entidades que firmaron la nota, son las siguientes: Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ); Asociación por los Derechos Civiles (ADC); Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS); Directorio Legislativo; Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN); Fundación Ciudad; Fundación Conocimiento Abierto; Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM); Fundación Huésped; Laboratorio de Políticas Públicas; Poder Ciudadano.