Tras la firma del Pacto Fiscal, congelan sueldo de los funcionarios de Urtubey con el objetivo de reducir el déficit

Salta (22/11/17). Como parte de las medidas que la Provincia asumió para reducir el déficit fiscal, el Gobierno de Urtubey dispuso congelar los salarios de los funcionarios provinciales por el término de un año.

La medida alcanzará a ministros, secretarios, subsecretarios y personal con cargos políticos entre otros. Según precisó el ministro de Economía, Emiliano Estrada, este es un primer paso para mejorar el desempeño de las cuentas públicas.

La decisión del Ejecutivo salteño que se aplicará durante 2018, debe entenderse como parte del Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal y Buenas Prácticas de Gobierno que firmaron las provincias y el Gobierno Nacional, se destacó en un comunicado.

Además del congelamiento salarial, la administración provincial resolvió suspender las comisiones al extranjero y dentro de la Argentina, los viáticos, los incrementos en los honorarios por contratos de servicios y se restringirá el uso de los vehículos oficiales.

Estas medidas forman parte de las acciones a implementar “para avanzar hacia una reforma del gasto público, tendiente a ganar en eficiencia, agilidad, transparencia y calidad en la prestación de los servicios públicos”, afirmó el Gobierno salteño.

Durante el acto de asunción de los nuevos funcionarios en al jornada de este martes, el gobernador Juan Manuel Urtubey afirmó que “necesitamos ser más eficientes que nunca, mejorar la asignación de recursos y, fundamentalmente, austeridad en la gestión”.

El mandatario salteño ya había señalado que la decisión de su Gobierno es acompañar la política nacional en la reducción de gastos. Esa posición se visibilizará en Salta con “un achicamiento en el 20% en la estructura estatal“.

Este miércoles, el jefe de Gabinete, Fernando Yarade y el ministro de Economía, Emiliano Estrada, trabajaron con el vicegobernador MIguel Isa y los ministros sobre la base del decreto que establecerá normas de austeridad y congelamiento en el gasto político para lograr solvencia y cumplir con lo que marca el Gobierno nacional a las provincias en el Pacto Fiscal.

Sobre el control del gasto que se busca, Yarade manifestó que “tal como lo dijo el gobernador, vamos a ser muy cautos a la hora de la asignación de los recursos” y agregó que “cada ministro tiene capacidad de decidir en la temática que corresponde, pero con la responsabilidad de seguir las pautas que convenimos, siendo, todos nosotros, muy cuidadosos en la asignación de los recursos”.

El Jefe de Gabinete afirmó que las finanzas a nivel general de la provincia están en una situación delicada como consecuencia de varios factores además de las definiciones desde el Gobierno nacional, “con las que estamos muy de acuerdo porque tienen que ver con la competitividad”.

Yarade y Estrada precisaron que el déficit consolidado de todas las provincias es de 87.000 millones de pesos y el Gobierno Nacional procura disminuirlo a 44.000 millones. En ese sentido, subrayaron: “Es un esfuerzo muy grande y eso lo expresa el presupuesto nacional. Nosotros vamos a tomar todas las decisiones necesarias para estar acorde a lo que procura el Gobierno pero sabemos que son disposiciones fuertes, complejas y vamos a tener que procurar estructuras más reducidas sin perjudicar a los trabajadores pero con claras modificaciones del lado de los ingresos y del lado de los gastos”.