Tras la partida de Llaryora, sin cambios en la conducción de la Unicameral

Córdoba (6/12/17). El vicegobernador Martín Llaryora deja su cargo para asumir como diputado nacional. Tras pedir licencia, hoy jura como integrante de la Cámara baja. En la Unicameral, los cambios que asomaban tras su partida,  finalmente no se producirán, todo sigue como hasta ahora. En el radicalismo, la pulseada por la presidencia del bloque la ganó Orlando Arduh por sumar el apoyo mayoritario de sus pares.

La jefatura del bloque UPC Federal asignada al ex intendente sanfrancisqueño generó un cimbronazo en la bancada de cinco cordobeses que ya actuan con independencia del massismo, al  punto tal de que existen firmes posibilidades de que Adriana Nazario forme un bloque unipersonal en la Cámara baja.

Ésta disputa con el correr de las horas empezó a cobrar fuerza. Llaryora viajó en la tarde de ayer a la Ciudad de Buenos Aires para prestar juramento en la sesión de Diputados que se realizará este miércoles.

Mientras tanto, en el delasotismo advierten que Nazario podría formar un bloque unipersonal, como muestra de independencia a la figura de Llaryora al mando de la bancada que llevará el nombre de UPC Federal ( pero también a apartir de la posición crítica de De la Sota por sobre la postura más aliada del schiarettismo hacia Macri) que articulará con el bloque peronista misionero y el Justicialismo de Bossio en  un Interbloque Federal de alrededor de 30 diputados que responden a los gobernadores justicialistas.

Lo cierto es que el vicegobernador jura hoy como diputado nacional y asumirá su banca el 10 de diciembre, cuando se produzca el recambio de la mitad de legisladores de la Cámara baja del Congreso Nacional.  En cuanto a Nazario, las chances de formar un bloque unipersonal no pertenecen al plano de la  mera especulación. Habrá que ver si la sangre llega al río o se aborta esta acción producto de un acuerdo al máximo nivel de conducción del PJ cordobés.

Con la vacante que deja Llaryora por su licencia al cargo para asumir como diputado electo en los últimos últimos comicios legislativos, en la Unicameral se dispararon versiones de todo tipo sobre cambios que estaban atados a las modificaciones que debía hacer el gobernador Schiaretti con la partida de su esposa y del titular de la Agencia Córdoba Joven.

Desde El Panal sostienen que no habrá grandes cambios, al menos por ahora, sólo se cubrirán las funciones que dejan Vigo y Cassinerio. El ministro Francisco Fortuna seguirá al frente de la cartera de Salud. La nota que ingresó ayer con el pedido de renovación de su licencia como legislador así lo corrobora. 

Por su parte, el legislador Oscar González seguirá como Presidente Provisorio de la Cámara, secundado por el delasotista Daniel Passerini (vicepresidente). Claro está que el rol que ocupa el referente del Departamento San Javier adquiere mayor relevancia, pasa a ser en los hechos la segunda autoridad de la Provincia. 

Se completa el cuadro de autoridades de la Unicameral con la vicepresidencia primera en manos de la aguadista Elisa Caffaratti y la vicepresidencia segunda a cargo del juecista Juan Pablo Quinteros. Esto será ratificado en la sesión preparatoria, minutos antes de que se lleve a cabo la sesión ordinaria de este miércoles.

Por otro lado, vale destacar que el bloque de la mayoría oficialista seguirá comandado por el dirigente del riñón schiarettista, el riocuartense, Carlos Gutiérrez.

Interna mestrista

Con el retorno del  exsecretario de Gobierno, Javier Bee Sellares, a su banca legislativa en representación del Departamento Capital se dijo que venía con el aval de Mestre para ocupar la presidencia del bloque radical. Lo que generó la pulseada natural con su correligionario (respaldado por el macrismo), Orlando Arduh.

Los dos dejaron en claro que aspiraban a la conducción del bloque de la UCR que también abre la puerta para mostrarse como principal referente del Interbloque de parlamentarios de Cambiemos. Así lo reflejó este medio digital en una nota bajo el título: Arduh confió en que la presidencia del bloque UCR se resuelva por consenso de sus pares.

Con el correr de los días y luego de “contar” los votos, Arduh ganó la pulseada al lograr sumar el apoyo mayoritario de sus pares. Se confirmó el aval de siete radicales, entre ellos los tres aguadistas, sobre el total de 12 parlamentarios que integran la representación del centenario partido en la Legislatura.

La lectura política inmediata (no oficial) es que se desautorizó a Mestre en su decisión, la otra -políticamente correcta- es que en un marco democrático con autonomía parlamentaria, los legisladores radicales por mayoría tomaron la decisión de mantener la conducción de quien fuera el jefe de campaña en las elecciones del 22 de octubre que significó la ratificación de los cordobeses a la gestión Macri.