Macri y otros dirigentes políticos repudiaron la agresión a Lousteau

CABA/País (20/12/17). El Presidente de la Nación rechazó la violencia ejercida sobre el diputado nacional y aseguró: “La mayoría de los argentinos elegimos vivir en paz”. También otros políticos de distintas extracciones partidarias repudiaron la agresión al diputado de Evolución.

Mauricio Macri se manifestó en contra de la agresión que recibió el diputado nacional Martín Lousteau en las inmediaciones del Congreso durante una protesta.

“Repudio profundamente la agresión que sufrió Martín Lousteau hoy”, expresó el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter. “La mayoría de los argentinos elegimos vivir en paz y no vamos a permitir que un grupo de violentos desestabilice el funcionamiento de la democracia en nuestro país”, añadió.

El diputado nacional de Evolución, Martín Lousteau, sufrió una agresión por parte de un grupo de manifestantes que protestaban contra la reforma previsional del Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro) en las inmediaciones del Congreso Nacional.

El legislador, que se dirigía caminando hacia el Congreso para participar de la Comisión de Presupuesto, fue empujado e insultado por varios de los empleados bancarios que lo interceptaron cuando pasaba por la sede que la entidad monetaria tiene en Callao al 200.

Lousteau, que fue presidente del Banco Provincia entre 2005 y 2007, tuvo que ser asistido por un efectivo de la Policía de la Ciudad que lo ayudó a salir de la zona de conflicto antes de que la situación pasara a mayores.

El momento fue registrado por varias de las personas que se encontraban en el lugar y el video circuló rápidamente por las redes sociales.

El diputado recibió mensajes de apoyo de varios de sus colegas en el recinto, entre ellos referentes del kirchnerismo, de Cambiemos y del massismo, entre otros.

Carrió se solidarizó con Lousteau y cuestionó, a través de la red social Twitter, las agresiones y sostuvo que “no se puede vivir en la barbarie”.

Mayra Mendoza, del Frente para la Victoria, escribió un tuit en el que sostuvo que está “en contra de toda agresión a cualquier ciudadano”. “Podemos disentir y tener opiniones distintas sobre qué país queremos construir pero nunca la violencia puede ser el camino para resolver diferencias”, explicó.

Por su parte, el radical Luis Borsani dijo: “Toda nuestra colaboración. Estamos a disposición. Es nuestro correligionario y afiliado, de modo tal que va a contar con nosotros”.

En tanto, Marco Lavagna (Frente Renovador), reconoció que deben ser los propios legisladores los que tienen que “bajar” también “la conflictividad porque esto repercute afuera y pasan estas cosas que son muy negativas”.

Tras la agresión y las muestras de solidaridad, el exembajador en los EEUU manifestó: “Más allá del momento, el único dolor es que hayan sido -si es que lo eran- empleados del Bapro, una flia de la que me siento parte y con la que trabaje mucho y muy bien. Y la única preocupación válida es que este sea el estado de ánimo colectivo”.

“Varias horas después, un video se hizo público y me inundaron de mensajes y llamados con declaraciones de solidaridad y repudio. Agradezco mucho y sinceramente todas y cada una de ellas.  Pero creo que es mejor y más importante que cada uno de nosotros reflexione sobre cómo contribuye a caldear o apaciguar los ánimos. Y en virtud de eso reorientar su comportamiento para contribuir al diálogo y la búsqueda de verdaderas soluciones”, opinó Lousteau a través de las redes sociales. 

Protesta en el Bapro

Los manifestantes que agredieron al también ex ministro de Economía se estaban movilizando en rechazo a la eliminación del régimen especial de jubilaciones que regía para los empleados del Bapro, por el cual tenían derecho a acceder a los haberes entre los 57 y los 60 años, siempre y cuando contaran con 30 de aportes.

A partir de la mueva ley, esa edad se va a ir subiendo gradualmente hasta que en el 2028 comience a ser necesario cumplir los 65 para retirarse, y tener 35 de servicio. (Télam, NA y Redacción)