El Senado convirtió en ley el Presupuesto 2018

País (27/12/17). Con 54 votos afirmativos y 14 votos negativos, la Cámara alta sancionó la ley de Presupuesto para el año próximo del Gobierno nacional. También se aprobó la reforma tributaria y se prorrogó la ley de impuesto al cheque.

Tras diez horas del inicio de la última sesión del Senado en extraordinarias, el pleno legislativo convirtió en ley el Presupuesto 2018 enviado por el Ejecutivo nacional. El oficialismo contó con el apoyo del interbloque Argentina Federal comandado por el peronista Miguel Ángel Pichetto, siendo la clave para el éxito de la sanción de la norma.

Los votos en contra fueron de la bancada del FpV-PJ que lidera la expresidenta Cristina Kirchner (8 miembros) y de otros seis senadores opositores, entre ellos, el puntano Adolfo Rodríguez Saá y el porteño Fernando “Pino” Solanas. 

Cabe destacar que el Presupuesto 2018 del gobierno macrista está atado al paquete de leyes acordadas con 23 de los 24 gobernadores que también fueron aprobadas (Consenso Fiscal, las reformas previsional y tributaria, entre otras) con la nueva composición parlamentaria, al filo del cierre del año en sesiones extraordinarias que debió convocar el Poder Ejecutivo. 

“Menos cátedra y más autocrítica. Sincerar y ordenar tiene costos pero son los costos que se deben asumir cuando se gobierna pensando en el futuro y no solamente en el corto plazo”. De esta manera se pronunció el titular del interbloque Cambiemos, el radical Luis Naidenoff, en abierta crítica al Kirchnerismo, tras escuchar un duro discurso de la senadora Cristina Kirchner.

En ese sentido, el parlamentario oficialista remarcó: “Quienes condujeron los destinos desde Casa Rosada hasta hace dos años tuvieron la mirada puesta en el corto plazo y faltó visión de país: todas las energías se canalizaban en acumular poder político”.

Para finalizar su exposición y cerrar el debate, el radical afirmó que la “Argentina no tiene margen para repetir historias de fracasos, para terminar con la Argentina de los fracasos debemos poner en valor la política y aprender los errores históricos”.

Aunque era sabido de antemano que el interbloque que responde a los gobernadores iba a acompañar la sanción del Presupuesto, Pichetto expresó sus críticas a la gestión Macri. En un pasaje de su discurso, acentuó: “Es muy complejo alentar la inversión privada y armar proyectos público-privados cuando el Banco Central está manejando este nivel de tasas de interés, es inviable”.

Quien cargo duro contra la administración central, acaparando protagonismo por su debut en el Senado, fue la exmandataria. “Si no se podrá financiar a la Anses con el impuesto al cheque ni con aportes patronales entonces estamos desfinanciando el sistema previsional con reformas a favor de los grandes empresarios”, disparó CFK.

Además cuestionó que resulta “incomprensible” que el año pasado “hayan tratado la reparación histórica y hoy hablen de déficit previsional, si era tan grave qué sentido tuvo la reparación histórica, da la sensación de que buscan mostrar una Anses quebrada”.

“Recibimos un país en 2003 con el default de deuda soberana más importante del mundo y le entregamos a Cambiemos una Argentina con el nivel más bajo de deuda que haya tenido un gobierno de la democracia”, enfatizó la líder de Unidad Ciudadana.

El Presupuesto 2018 contempla una suba del PBI del 3,5 por ciento, una inflación promedio del 15,7 por ciento, un aumento de la inversión superior al 17 por ciento, y destinar más del 70 de los recursos a gastos sociales. 

En tanto, las obras de infraestructura -transporte, energía, obras hídricas, entre otras- aumentarán 17% respecto a 2017 y pasan a representar 8,4% del gasto primario. Incluyendo la Participación Pública Privada, la inversión en obras llegaría a 3,5% del PBI.

En la sesión extraordinaria que arrancó pasadas las 11.30 horas y se extendió hasta las 21.30 horas, el Senado también aprobó la reforma tributaria (52 afirmativos, 15 negativos y 1 abstención) y la prórroga del impuesto al cheque (65 afirmativos y 2 abstenciones).