El Gobierno quiere que en marzo esté listo el proyecto de reforma del Código Penal

País (1/1/18).  El proyecto de reforma prevé el endurecimiento de penas para casos de narcotráfico y corrupción, en pleno avance de causas contra exfuncionarios kirchneristas.

La semana pasada se produjo la última de las casi cincuenta reuniones de Comisión de Reforma del Código Penal que impulsa el Ejecutivo nacional, a través de los ministros Germán Garavano (Justicia), y Patricia Bullrich (Seguridad).

La Casa Rosada quiere que el proyecto esté listo en marzo. Las claves de la iniciativa pasan por el endurecimiento de las penas para los casos de narcotráfico y corrupción, en pleno avance de investigaciones contra exfuncionarios kirchneristas por irregularidades.

El camarista Mariano Borinsky, que preside la comisión, explicó que la misión de la reforma pasará por “facilitar la sanción de los responsables de delitos de corrupción y narcotráfico” a través de “un aumento de las escalas penales y la incorporación de institutos novedosos, en respuesta a los intereses de la sociedad”.

Una de las variables que evalúa la comisión es la incorporación de las personas jurídicas por determinados delitos. Entre las penas podrían estar la pérdida de los beneficios o subsidios estatales, la posibilidad de entrar en concursos o licitaciones públicas y hasta la cancelación de la personería jurídica, consigna Clarín, en una nota de TN.

En la última reunión de Comisión, además, se decidió elevar las penas de los delitos por medios informáticos como el grooming y la pornografía infantil, siguiendo recomendaciones de organismos internacionales y de obligaciones asumidas por el Estado plasmadas en convenciones internacionales.

El nuevo Código incluirá delitos contra la Humanidad, la Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas, el decomiso que procederá para todos los casos de delitos dolosos o imprudentes y se aplicará también a los órganos de una persona jurídica, según se advierte en el texto de la reforma.

Además se estudia la posibilidad de incorporar las Penas de Ejecución Comunitarias (PEC) a las condenas que no superen los tres años.

Según se afirmó, la Comisión retomará las actividades el 7 de febrero. Borinsky informó que tiene previstas reuniones en febrero con la Corte Suprema de Justicia y con la Cámara de Diputados de la Nación para comunicarles los avances del proyecto. (TN y Redacción)