Tras su polémica salida de Ecuador, Juez afirmó que “el Presidente determinará donde le parece que se puede estar”

País/Córdoba (2/1/18). El Ejecutivo nacional oficializó la salida de Luis Juez como embajador de Ecuador y pasará al ministerio de Relaciones Exteriores y Culto. Fue el propio Juez quien dijo este martes que posiblemente el Gobierno lo designe en el Ministerio del Interior.

La medida fue resuelta a través del decreto 1118/2017, publicado este martes en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Mauricio Macri y el canciller Jorge Faurie.

“Trasládase desde la Embajada de la República del Ecuador  al Ministerio de Relacions Exteriores y Culto, al señor Embajador Extraordinario y Plenipotenciario D. Luis Alfredo Juez”, señala el artículo 1 del decreto presidencial.

Conocida la oficialización de la medida dispuesta por el primer madatario, los medios radiales le consultaron al líder del Frente Cívico sobre su próximo destino en el Gobierno de Cambiemos:  “Todavía estoy en el Ministerio del Exterior finalizando la actividad como representante en el gobierno de Ecuador”.

En declaradiones a Radio Universidad, Juez manifestó su compromiso con el Presidente Macri “para organizar a nuestra gente para lo que viene, para el 2019” y comentó que la semana entrante, cuando tenga una reunión con Marcos Peña y Rogelio Frigerio, definirán cuál será su nueva función. “El Presidente determinará donde le parece que se puede estar”.

“Me mandaron a cubrir una tarea y una responsabilidad que me resultó por demás extraña porque no era mi actividad, no era lo que yo hacía. Extraña pero importante”, afirmó el dirigente político al hacer un balance profesional. Consideró que su desempeño fue “por arriba de la media”.

En cuanto a sus expresiones, las cuales fueron repudiadas por el pueblo ecuatoriano, el exembajador señaló que fueron “subsanadas” y que en enero, cuando vuelva a ese país a buscar sus pertenencias, tendrá una reunión con el Canciller ecuatoriano. “No pasó absolutamente nada”, acentuó.

Al respecto, Juez subrayó: “Hay que ser sincero. Hubo una semana que me sentí muy dolido porque se ofendió innecesariamente y algunos lo utilizaron para agraviar. Pero el balance fue muy positivo”.

Por último, ante la consulta acerca de la posibilidad de ser Gobernador de Córdoba, el referente de Cambiemos respondió que le gustaría ser parte de un equipo que gobierne la provincia.