Vinculan a “Serafo” Dengra con una red de estafas con nexos en la AFIP

País (3/1/18).  La Justicia investiga al ex jugador de los Pumas por ser parte de una bada que cancelaba deudas tributarias durante la gestión kirchnerista.

Serafín Dengra resurgió de las sombras con sus arengas que le posibilitaron convertirse en un mediático a escala nacional. “Musculá, pura sangre de gran pelaje. No aflojes never pony”, fueron algunas de las frases del ex jugador de los Pumas, devenido en una especie de motivador espiritual.

El ex rugbier se lo acusa de formar parte de una banda que operó desde 2013 y en la que actuaba como “pescador” de potenciales clientes, vinculados al mundo del rugby, en la que contribuyó a facilitar evasiones impositivas.

El desfalco tributario en AFIP supera los $ 1000 millones y la banda accionaba por medio de facturas truchas, retenciones falsas, declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI) y planes de pago “especiales” de deudas fiscales que eran manipulados por la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Dengra es solamente un engranaje de una banda encabezada por dos jefes. Miguel Ángel Lamparelli y Marcal Gago, se encuentran acusados por presunta estafa, falsedad ideológica y asociación ilícita bajo la supuesta connivencia del entonces titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

La jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, ya indagó a más de una docena de personas pero Dengra tiene la desgracia de que la carátula lleve su apellido en lugar de la de los jefes.

“Sólo quise ayudar a unas personas, pensando que era de buena fe, para que pudieran obtener una moratoria, pero usaron mi nombre para armar lío”, le explicó al diario La Nación y agregó: “Sólo relacioné a una empresa, pero yo no tengo nada que ver, por eso yo sigo en libertad”.