Tras la detención de otro militante de PO, anuncian nueva marcha en reclamo de libertad a “los que luchan contra el ajuste oficial”

País (10/1/18). Por orden del juez Torres, quedó detenido este martes el militante del Partido Obrero (PO), Dimas Fernando Ponce. “Su detención es parte de una escalada represiva contra el Partido Obrero y la izquierda, dirigida a intimidar a todos los que luchan contra el ajuste oficial”, denunció la fuerza política que integra el Frente de Izquierda.

Al igual que César Arakaki, también del Partido Obrero, detenido desde hace diez días en el penal de Marcos Paz, Ponce ha sido imputado por las lesiones al agente policial Brian Escobar. La doctora Claudia Ferrero, abogada de los dos militantes, presentó pruebas concluyentes de que las heridas de Escobar -propias de una piedra arrojada a distancia- “nunca podrían haber sido infringidas por los detenidos”.

Tanto Arakaki como Ponce se presentaron ante la justicia apenas se difundieron versiones periodísticas sobre su participación en la marcha. A pesar de esta disposición, el juez Torres les ha denegado a ambos la eximición de prisión.

“Muy diferente es la vara para los policías imputados en la brutal represión de ese día. El agente policial Barisone fue excarcelado porque sus jefes policiales -o sea quienes ordenaron la represión- no pudieron ‘acreditar’ que fuera él quien atropelló con la moto a un manifestante”, advirtió el PO.

En conferencia de prensa realizada este martes en el Hotel Bauen, se anunció que el jueves 11, a partir de las 17 horas, el Partido Obrero marchará junto al Encuentro Memoria Verdad y Justicia, de Congreso a Plaza de Mayo para reclamar la libertad de los detenidos y el fin de la persecución a todos los luchadores contra el ajuste.