Juecista impulsa un proyecto de ley de acefalía con tonada cordobesa

Córdoba (22/1/18). El integrante del interbloque legislativo de Cambiemos, Juan Pablo Quinteros, se refirió a la  situación institucional planteada en la provincia por la cual estuvo a cargo del Poder Ejecutivo un vocal del Tribunal Superior de Justicia, durante los días que el gobernador Schiaretti permaneció en España. El parlamentario juecista adelantó que este lunes presentará un proyecto de ley provincial de acefalía. 

Al defender su iniciativa, Quinteros advirtió que con motivo de la ausencia del gobernador de Córdoba, la licencia por estar desempeñando el cargo de diputado nacional del vicegobernador y la también ausencia por vacaciones, del Presidente Provisional de la Legislatura, se encontró a cargo del Poder Ejecutivo un vocal del  Tribunal Superior de Justicia, habiendo echado mano, la Fiscalía de Estado de Córdoba, a ley nacional de acefalía (ley 20.972) del año 1.975 y modificada en 2.002 mediante ley 25.716.

“Hoy, nos resulta notorio que Córdoba carezca de una Ley que establezca el régimen de sucesiones de quienes estarán a cargo del Ejecutivo y, en la coyuntura, el gobernador de la Provincia, con motivo de su viaje al exterior, recurrió a la legislación nacional para establecer que quien debía quedar a cargo del Ejecutivo Provincial es el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, y ante su ausencia, por también encontrarse de vacaciones, quien tiene a cargo el Alto Cuerpo”, remarcó el opositor.

En este sentido, el legislador del Frente Cívico en Cambiemos, expresó que “es indudable que, faltando casi dos años para la finalización del mandato de Juan Schiaretti y mientras dure la licencia del vicegobernador, no sería extraño que esta circunstancia que hoy se plantea, pudiera repetirse”.

Ante ello, manifestó que presentará un proyecto de ley de acefalía “a fin de establecer de manera clara el mecanismo de sucesiones ante un hecho de ‘acefalía transitoria'”. “Acá cabe destacar que nuestra Constitución en sus artículos 134 y 135 establecen el régimen de sucesiones y eventual llamado a elección ante una cuestión institucional grave como es la acefalía permanente. Queda claro y evidente que institucionalmente no es en absoluto conveniente que, por carecer de ley propia, se haya acudido a un juez del Tribunal Superior de Justicia para que ejerza la titularidad del Poder Ejecutivo”, señaló el juecista.

El proyecto de Quinteros

A través de dicha iniciativa, se crea un orden sucesorio que tenga “mayor racionalidad y correspondencia” con el voto ciudadano, y que Córdoba no deba apelar a una ley nacional por carecer de un instrumento legal propio.

Dicha ley contemplará que, en casos como el que se presentó ahora en la provincia, cuando exista acefalía transitoria la titularidad del Poder Ejecutivo (por ausencia del Gobernador, Vicegobernador y Presidente Provisional de la Legislatura) sea ejercido por el Vicepresidente de la Legislatura. De producirse esta situación la presidencia de Legislatura Provincial quedará a cargo de uno de sus otros vicepresidentes respetando sus respectivos órdenes como autoridades de Cámara.

Solo en caso de acefalía del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo se hará cargo el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, quien será sustituido interinamente en sus funciones por otro miembro del Alto Cuerpo, se aclaró.