Para Negri, Moyano “tiene que ir a Tribunales y no a la Casa Rosada”

País (15/2/18). El presidente del interbloque de Cambiemos en Diputados, Mario Negri, criticó que Hugo Moyano marche el 21 de febrero hacia la Plaza de Mayo y por eso le sugirió que lo haga “hacia Tribunales en vez de a la Casa de Gobierno”.

“¿Cuál es el problema que auditen a los sindicalistas que manejan fondos públicos (de las obras sociales)?”, consideró el diputado en A dos voces (TN). “¿Le da fiebre?”, expresó con ironía el radical.

Por otro lado, Negri recordó que el gobierno de Mauricio Macri tiene minoría en ambas cámaras legislativas y que eso garantiza la transparencia en el Congreso: “Cristina Kirchner concentró el poder más que Juan Domingo Perón. Ganar una elección ratifica el rumbo, pero no avala toda las políticas”.

 

En un repaso por quienes van a la marcha y quienes se pronunciaron por la negativa, hasta ahora, confirmaron su presencia: Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Hugo Yasky (CTA de los Argentinos); Pablo Micheli (CTA Autónoma); Sergio Palazzo (Bancarios), Julio Piumato (Judiciales) y Roberto Baradel (SUTEBA). También de militantes de La Cámpora y el Frente de Izquierda (FIT).

En cambio, quienes no irán son: Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (estaciones de servicio), Antonio Caló (UOM), Gerardo Martínez (Uocra), Armando Cavalieri (Comercio), Rodolfo Daer (Alimentación), Andrés Rodríguez (UPCN), Víctor Santa María (Suterh), Sergio Romero (UDA), Héctor Laplace (Mineros), Noe Ruiz (Modelos), Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (La Fraternidad). La negativa de esos gremios del transporte le quitaría fuerza a la marcha.

Críticas a la Justicia 

Por su parte, el diputado Facundo Moyano criticó la decisión de la Justicia de levantar el secreto bancario para las cuentas de su padre, Hugo Moyano, y la de su hermano, Pablo, y aseguró que responde a una “avanzada política”.

En A dos voces (TN), Moyano opinó que “nadie puede entender esto como una avanzada judicial escindida de la política o la campaña mediática”. En ese sentido, aseveró: “El que crea que esto es para democratizar los sindicatos está mirando otra película. Esto tiene que ver con intereses políticos de parte del Gobierno”.

De esta manera,  el legislador se refirió a la orden del juez federal de Morón, Néstor Barral, que dispuso levantar el secreto fiscal y bancario sobre las cuentas del jefe de Camioneros, de su mujer, Liliana Zulet, de su hijo, Pablo Moyano, y de sus hijastros Valeria Salerno y Juan Manuel Noriega Zulet, en el marco de una causa por lavado de dinero por la compra de propiedades.

Consultado acerca de la marcha del 21 de febrero impulsada por Camioneros, el diputado consideró que “hay razones objetivas para llevar adelante un reclamo”. De esa forma, subrayó: “En el caso de Camioneros quieren que negociemos un convenio a la baja; que bajemos el ítem de antigüedad de 1% a 0,5%. Y la Justicia es funcional a eso”.