Arsat anunció la baja del precio mayorista de internet

País (8/3/18). Se anunció la baja de la tarifa plana del Plan Federal de Internet que pasará a costar de 18 a 14 dólares el mega mayorista. La medida federaliza el acceso a internet e impulsa el crecimiento de pymes y cooperativas

La empresa estatal de telecomunicaciones, ARSAT, dependiente del Ministerio de Modernización, anunció una baja de su tarifa plana de USD 18 a 14/Mb, impulsado por el ex presidente Rodrigo de Loredo.

El anuncio, junto al ministro Andrés Ibarra, se pronunció en la planta terrena de ARSAT en Benavídez, ante representantes de cooperativas y pequeñas empresas del sector del interior. Traerá grandes beneficios a más de 2 millones de argentinos de las 1300 localidades por donde pasa el Plan Federal de Internet.

Hasta 2015, ARSAT ofrecía su servicio mayorista de internet a diferentes precios. A partir de 2016 durante la gestión de Rodrigo de Loredo, se estableció una tarifa plana federal de USD 18/Mb mayorista, lo cual generó igualdad de acceso a todos los prestadores de internet, sin importar en qué punto de nuestro extenso territorio brinden el servicio. Este monto es el que ahora se bajará a USD 14/Mb, para profundizar el impacto sobre todo en el interior de la Argentina.

Impacto en el mercado y en los hogares       

Estudios realizados confirman que la tarifa plana del Plan Federal de Internet logra derrumbar el precio promedio del mega mayorista en las localidades que se van conectando a la red de ARSAT. Tal es así, que en 2016 la caída del precio fue del 50% con respecto a 2015. En tanto, en el año 2017 la baja fue del 64%.

La reducción del precio promedio también se registró en los operadores que compiten con ARSAT, en un promedio del orden del 59%. De esta manera, ARSAT también se posiciona como un catalizador de precios en el mercado de internet.

La baja anunciada de 18 a 14 dólares del mega mayorista, seguirá bajando el precio promedio mayorista del mercado que tenderá a homogeneizarse alrededor de la tarifa plana de ARSAT en todas las regiones.

Al poder acceder al mega mayorista a un precio más barato, los pequeños proveedores pueden mejorar la velocidad que ofrecen a los hogares sin alterar el precio final. Es decir, se genera una baja relativa del precio del mega en el consumidor final.

Además, la mayor rentabilidad obtenida por la pyme le permite invertir en sus tendidos domiciliarios, mejorando la infraestructura. De esta manera, el Estado nacional a través de ARSAT genera las condiciones para lograr mayor penetración de la banda ancha en los hogares.

“En estos dos años de gestión procuramos demostrar que puede haber empresas públicas que cumplan objetivos y generen externalidades públicas, sin perder recursos. La baja del precio del mega mayorista procura eso, toda vez que cubre sus costos y genera márgenes de ganancia», expresó De Loredo.