El 20 por ciento de los jefes de la Policía bonaerense no presentó declaraciones juradas

Buenos Aires (19/3/18). Por ley están obligados a informar sobre sus bienes. Desde que asumió María Eugenia Vidal, se hicieron 740 sumarios por enriquecimiento ilícito.

Aunque los jefes de la Policía bonaerense deben presentar sus declaraciones juradas, hay un grupo de efectivos que se resiste. De los 15 mil agentes que están dentro de este grupo, de oficial inspector a comisario general, cerca de 2.800 no cumplieron con esta medida, que se traduce en un 20 por ciento del total.

A todos los agentes que están en falta se les abre un sumario dentro de la fuerza y, desde diciembre de 2015, cuando María Eugenia Vidal asumió como gobernadora, se abrieron 740 por enriquecimiento ilícito.

La obligatoriedad de presentaciones de DDJJ de policías se tomó en 2016 y se amplió un año después, ya que originalmente sólo alcanzaba a comisarios y subcomisarios. Desde el ministerio de Seguridad, a cargo de Cristian Ritondo, intimaron a los jefes policiales en falta que se cumplan con la medida y les advirtieron sobre los castigos, que van desde suspensiones hasta bajas en la fuerza.

Asuntos Internos analiza cada uno de los informes y desde diciembre de 2015 ya abrió 740 sumarios por casos de presunto enriquecimiento ilícito, con más de cien denuncias en la Justicia, consignó Perfil.

La oficina está a cargo del abogado Guillermo Berra, funcionario del riñón vidalista. Berra acompaña a Vidal desde que era ministra de Desarrollo Social en la Ciudad y también en la Legislatura, donde era auditor interno. Además, tenía contacto con Ritondo, que llegó a ser vicepresidente 1° de la Legislatura porteña.

La obligación de presentación de declaraciones juradas de los jefes de la Bonaerense es una de las muchas medidas que tomó Vidal para combatir la corrupción dentro de la fuerza, sumado al manejo de fondos de la Policía por parte de un civil, como parte del control de las cajas millonarias de la institución.