Oficialismo rechazó planteo del riutorismo para anular la licitación y mejorar los pliegos de licitación de la basura

Ciudad de Córdoba (23/3/18). Tras el rechazo del oficialismo de tratar sobre tablas un proyecto de resolución presentado por el bloque Fuerza de la Gente, con el objetivo de dejar sin efecto la licitación en marcha del sistema de recolección de la basura y de denunciar el convenio colectivo del Surrbac para abaratar costos al municipio, el concejal Martín Llarena afirmó que se está perdiendo “una oportunidad histórica de mejorar el servicio para todos los vecinos y reducir los costos del sistema de recolección en la ciudad”.

“Es necesario denunciar el convenio, anular la licitación y mejorar los pliegos de licitación para que sean más modernos y ambientales para la ciudad y más baratos para el municipio”. De esta manera, el edil renovó el planteo del riutorismo acerca del servicio de recolección de residuos.

El intendente Ramón Mestre firmó ayer el decreto por el cual se acepta las tres ofertas técnicas presentadas por Lusa, Tosa-Cotreco y Vega-Caputo, en el marco del proceso licitatorio de la basura. Ante ello, los concejales del espacio político que conduce Olga Riutort, advirtieron que “para reducir los costos del servicio  no basta sólo con denunciar el convenio colectivo con el Surrbac, también hay que dejar sin efecto la licitación en marcha, si no, el ahorro de costo de mano de obra va a beneficiar solo a los empresarios, que ya han hecho la oferta económica con dicho sobrecosto”.

“Este año vence el plazo estipulado en el Convenio Colectivo de Trabajo N° 1696/2014, celebrado el 14 de mayo de 2014 entre el SURRBAC y la empresa CRESE. Dicho convenio establece un adicional al personal del 20 por ciento sobre el salario básico en el caso de que mecanice la recolección mediante contenedores, a más que mantiene el equipo de trabajo en un chofer y dos empleados en el caso de carga trasera y un chofer y un empleado en caso de carga lateral”,  explicó Llarena.

Al respecto, el titular del bloque opositor, subrayó: “Por eso creemos oportuno y conveniente denunciar el convenio a los fines de poder modernizar el sistema de recolección de residuos sólidos urbanos para la ciudad y abaratar los costos para la Municipalidad”.

Aclaró que “para que ello sea factible es necesario también dejar sin efecto la Licitación Pública N° 53/17, aprobada por Ordenanza N° 12649, antes de que sea adjudicada, y volver a elaborar nuevos pliegos, incorporando el sistema de contenedores, en forma progresiva, en toda la ciudad y no sólo en casco céntrico”.

Llarena opinó además que “paralelamente debe implementarse un Plan Integral de disminución y separación en origen de los residuos sólidos urbanos en la ciudad de Córdoba, que permita la reutilización y el reciclado, a los fines de lograr disminuir la cantidad de residuos que deban ser enterrados”.

Por último, el edil riutorista destacó: “No podemos seguir pagando el 19 por ciento del total del gasto en la basura, debemos por lo menos volver al 13 por ciento, anterior a la privatización del sistema”. Este año, esa diferencia de 6 puntos de sobrecostos representan $1.380.000.000. “Esta cifra es por demás elocuente de lo cara que nos está saliendo la basura a los vecinos”, aseveró. 

Empresas oferentes en el Concejo

Por otro lado, desde el bloque Vamos, indicaron que de aprobarse su proyecto de resolución, que en la sesión del Concejo Deliberante de ayer obtuvo el voto unánime para ser tratado en dos sesiones, a mediados de abril los representantes de las empresas Logística Urbana S.A (LUSA),  UTE Solvi-Caputo y Compañía de Tratamientos Ecológicos S.A. (COTRECO), podrían asistir al recinto, a fin de exponer sus propuestas y responder las inquietudes de los ediles.