Metido de lleno en el armado 2019, el Peronismo Federal cargó duro contra la gestión Macri

Córdoba (26/4/18). El espacio peronista (no kirchnerista) dejó en claro que buscará dejar de ser oposición para convertirse en gobierno en el 2019. Bajo esa premisa, el Peronismo Federal destacó  su rol de ser garante de la gobernabilidad, aunque cuestionó duramente la mala administración que lleva adelante el Presidente Mauricio Macri.

Tras el encuentro de Gualeguaychú que fue la presentación formal de este núcleo peronista que responde a los gobernadores justicialistas con diálogo con la Nación, el Peronismo Federal se congregó en tierras mediterráneas con el protagonismo del PJ cordobés como anfitrión del cónclave y con el respaldo del gobernador Juan Schiaretti.

La primera actividad de los senadores y diputados nacionales que ejercen la representación en ambas cámaras del Congreso nacional bajo el rótulo de Argentina Federal, fue la reunión que mantuvieron con el mandatario provincial en el Centro Cívico.

Cabe destacar que Schiaretti es  uno de los artífices de esta construcción política que busca reorganizar el peronismo a nivel nacional sin el kirchnerismo. El otro referente de este espacio es el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey.

Antes y después del encuentro con el titular del Ejecutivo cordobés hubo silencio de radio. Las definiciones políticas pensando en la elección presidencial del año próximo, se trasladaron al plenario que se llevo a cabo en la tarde de este jueves en el Sheraton Hotel Córdoba.

Allí, los principales referentes parlamentarios del Peronismo Federal se despacharon con todo contra el Gobierno de Mauricio Macri, más allá de que ratificaron el compromiso de gobernabilidad, pero advirtieron que el líder de Cambiemos tiene la responsabilidad de gobernar los destinos del país. 

Quien ofició de anfitrión del cónclave, el senador y titular del PJ cordobés, Carlos Caserio, fue el primero en dejar definiciones contundentes ante la drigencia peronista, de cara a lo que será el armado político pensando en los comicios 2019.

“Hoy empezamos a trabajar para tener un presidente peronista en 2019”, enfatizó Caserio, al tiempo que sostuvo que ésta construcción (el Peronismo Federal) “no está atada al pasado”. La alusión fue muy clara, cerrarle las puertas al kirchnerismo. 

También desplegó sus críticas contra la administración Macri, al asegurar que “no tiene sensibilidad social” y que su gabinete está compuesto por ministros que “son CEOS”. En su mensaje, el peronista cordobés cuestionó además la política macrista en torno a las tarifas y rechazó una reforma laboral que vaya en contra de los trabajadores.

“El peronismo de Córdoba se va a poner al hombre esta causa”, resaltó el diputado Martín Llaryora, quien le reprochó a la gestión de Cambiemos el profundizar la “grieta.

En contraposición al modelo del Gobierno del PRO, el vicegobernador en uso de licencia por haber asumido la banca en la cámara baja, planteó que “la Argentina necesita de la construcción de una alternativa superadora a Cristina y a Macri; y eso somos”.

Su par de bancada, el diputado salteño, Pablo Kosiner, opinó: “Nosotros no queremos ser oposición, nosotros queremos ser gobierno”. Asimismo, remarcó que “la grieta o es la solución de la Argentina, es la unidad”.

En tanto, el senador Rodolfo Urtubey, afirmó que “está es una etapa de la construcción, no es una etapa del amontonamiento de los dirigentes increyentes”.

“Esta alianza electoral -que le gano al peronismo- expresa la antítesis de nuestro pensamiento político, social y económico”, acentuó y apuntó:  “Todos percibimos que este gobierno es de ricos y gobierna para ricos”.

El cierre del plenario estuvo a cargo de quien conduce el interbloque Argentina Federal en el Senado de la Nación. Miguel Angel Pichetto reafirmó la posición de este espacio peronista de disputarle el poder a Cambiemos en 2019, aunque dejo en claro que todavía no es tiempo de hablar de candidatos.

“Esto no se trata del lanzamiento de candidaturas, el tiempo electoral será para fin de año, donde tedrán que aparecer los liderazgos”, manifestó el senador que articula la estrategia parlamentaria con los gobernadores justicialistas.

En ese plano, resaltó que el Peronismo Federal tiene “figuras importantes” con impronta presidencial. Uno de ellos, y prácticamente mencionado por todos fue el tres veces gobernador cordobés, José Manuel De la Sota, aunque no es el único. También esta anotado, aunque todavía no lo exprese públicamente, el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey.