Por la “injusta” detención de un trabajador de EPEC, el gremio decretó paro por 48 horas

Córdoba (6/6/18). La detención de un trabajador de EPEC y la imputación de otros cuatro, por la denuncia que hiciera el titular de la empresa de energía por amenazas y destrozos al auto en el que se conducia la semana pasada en inmediaciones de la sede del Ministerio de Trabajo, desencadenó en el agravamiento del conflicto que se inició por los cambios al Convenio Colectivo de Trabajo promovidos por el Gobierno. 

Ante la “injusta  detención” en horas de la mañana de este miércoles de un trabajador -que también es delegado gremial-, y ante el incumplimiento de acuerdos salariales, Luz y Fuerza decretó un paro por 48 horas desde las cero de este jueves, “sin afectación al servicio”, pero si se aclaró que no habrá atención al público.

En una reunión del Consejo Directivo y el Cuerpo General de Delegados, el gremio decretó “a  partir de las 00 hs del 7/6/18  y hasta el viernes 8/6/18  a las 24 hs., paro  sin afectación al servicio, sin atención al público y sin realización de maniobras con terceros”, señaló el gremio en un comunicado.

En este sentido,  Luz y Fuerza exigió la “inmediata excarcelación” del trabajador que según remarcó fue “injustamente detenido”. Asimismo, expresó su descontento ante la incorporación de contratos de personal a la EPEC “con serios cuestionamientos de desempeño en funciones anteriores”.

Por último, el sindicato conducido por Gabriel Suárez rechazó la aplicación de cuatro resoluciones firmadas por el Directorio de EPEC que “nos llevaron a un lockout patronal y por la promulgación de las leyes que cercenan distitnos artículos de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo 165/75 vigente”, enfatizó.

Detención

El fiscal Guillermo González ordenó la detención del trabajador de la empresa de energía que se efectuó en la mañana de este miércoles. Además imputó a otros cuatro trabajadores por amenazas y agresiones contra el titular de la EPEC, Luis Giovine.

“Esta persona ya había sido imputada hace unos días atrás por un delito de coacción, las víctimas habián sido los directivos de EPEC y en ese momento en el cual se le notifica la imputación, se le impone la restricción de que no debe acercarse a menos de 200 metros de las personas que habían sido víctimas de aquel hecho que había cometido”, expresó González acerca del empleado detenido en declaraciones a El Doce TV.

El fiscal se refirió de esta manera a la imputación del trabajador por una protesta en el sexto piso de la sede central de la empresa que se realizó la semana pasada, donde resultaron agredidas los miembros del Directorio. Posterior a ello, vino la detención de hoy porque esta persona participó de las amenazas a Giovine el día viernes, motivo por el cual se suspendió la audiencia prevista en el Ministerio de Trabajo.

Al manifestar que hay pruebas (videos) aportadas por los denunciantes, González explicó que la privación de la libertad del trabajador de EPEC fue por “violar las reglas del proceso”. Además confirmó la imputación para “otras cuatro personas que también habrían cometido hechos intimidantes este último día viernes”. 

Por su parte, el abogado Claudio Orosz, a cargo de la defensa del detenido, manifestó que “se le pidió a la Fiscalía que urgentemente se le tome declaración porque de las imágenes que hay de aquel evento, queda claro que como delegado gremial, está impidiendo que suceda una situación y sin embargo, pese a cual es su actitud claramente negociadora y evitativa de la situación, fue imputado de coacción”.

Al rechazar la detención, producto de violar la restricción, el letrado aseguró que “para violar algo hay que tener la intención de hacerlo. Si el presidente de la empresa en su vida a ido a una audiencia, esto claramente presentado por la empresa en imágenes así, pareciera una violación pero no se trata de una violación. Nosotros la vamos a discutir acá en sede judicial”.

Por último, Orosz -en representación del gremio- afirmó a El Doce TV que “no van a permitir detenciones o este tipo de maniobras que lleva adelante la empresa, siga echando nafta al fuego porque lo que se busca con este tipo de provocaciones es otro tipo de reacciones y ocultar la voluntad privatizadora y seguir con las exacciones on las tarifas a la población cordobesa”.