La industria Pyme cortó una racha de 10 meses consecutivos de crecimiento

País (30/6/18). La producción de las Pymes Industriales cayó 0,3 % en mayo frente a igual mes del año pasado, cortando así un ciclo de 10 meses consecutivos en alza.

Frente a abril también se registró una caída de 7,6 % (en la medición con estacionalidad), mientras que en los primeros cinco meses del año se acumula un crecimiento de 2,2 % frente a igual período del año pasado.

Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial realizada por CAME entre 300 industrias Pymes del país. El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) registró un valor de 82,8 puntos en mayo.

De los 11 sectores relevados, 4 crecieron, 5 cayeron y 2 se mantuvieron sin cambios (siempre hablando de la comparación anual). Tuvieron crecimiento anual: “Minerales no metálicos” (5,1 %), “Productos textiles y prendas de vestir” (2,1 %), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (1,1 %), y “Papel, cartón, edición e impresión” (0,9 %). 

Se movieron con bajas anuales: “Productos de caucho y plástico” (-5 %), “Material de Transporte” (-3,3 %), “Productos eléctrico-mecánicos e informática (-3,4 %), “Productos químicos” (-2,9 %), y “Calzado y marroquinería” (-2,8 %). Y se mantuvo sin cambios la producción de “Alimentos y bebidas” y ‘‘Maderas y Muebles”.     

“Mayo fue un mes muy difícil para el industrial Pyme porque se redujo la demanda, se deterioró la cadena de pagos y se recibieron muchos insumos y materias primas con aumentos, que en un contexto de pérdida de poder adquisitivo de las familias y un mercado de consumo frenado, se hizo difícil trasladar a precios”, afirmó la CAME.

El crecimiento interanual alcanzó este mes a sólo 39,4 % de las industrias (en marzo habían crecido el 48,7 % de las Pymes y en abril, el 44,3 %). A su vez, la proporción de industrias en baja se incrementó notoriamente a 43,7 % (desde 30,6 % en abril) y otro 16,9 % se mantuvo sin cambios.

Efectos de la crisis

Como consecuencia de las subas de costos y la caída en los niveles de ventas, la proporción de industrias con rentabilidad positiva se redujo a sólo 39,5% (desde 54% en marzo y 46,7 % en abril). Incidió, además, el pago de aguinaldos que dejó sin liquidez a muchas empresas.

El uso de la capacidad instalada se redujo 1,5 puntos en mayo, a solo 60,5 % (desde el 64,3 % en marzo y el 62 % en abril).

El deterioro de la cadena de pagos también es producto de la crisis. En mayo, el 75 % de los empresarios manifestaron problemas para cobrarles a sus clientes. El plazo promedio de cobro se estiró a 53 días y en algunos sectores, como Material de Transporte, llega a 79 días.