Con nuevas marchas, el movimiento provida exige un debate federal y rechaza el aborto legal

CABA/País (1/7/18). En el marco de un encuentro del movimiento provida que se llevo a cabo este sábado en el estadio de Ferro, se anunció un paquete de acciones de cara a la votación del miércoles 8 de agosto en el Senado de la Nación. El martes inicia el tratamiento de la iniciativa en comisiones.

Convocados bajo la consigna “Salvemos las dos vidas”,  activistas, referentes de ONGs y personas identificadas con la causa de la vida,  insistieron en su rechazo al proyecto de legalización del aborto que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados.

El colectivo provida responsabilizó al Gobierno nacional por promover este debate, que no formaba parte de su plataforma electoral, y convocaron a marchar en las próximas semanas en las provincias y al Congreso de la Nación.

El Festival Provida, como se dio en llamar a este encuentro de Unidad Provida en Ferro, se hizo un balance de estos meses de debate, y se planteó la necesidad de un “debate federal”, que refleje “cabalmente” el sentimiento de los argentinos a lo largo y ancho del país, para que “la decisión final no se quede encerrada en Buenos Aires”.

Durante el acto también se reconoció a los 125 diputados de la Nación que votaron por el rechazo del aborto, al tiempo que se puso en evidencia, con nombre, apellido y foto, a aquellas diputados que promovieron la aprobación en la cámara baja: Brenda Austin y Facundo Suárez Lastra (UCR), Silvia Lospennato (PRO), Daniel Filmus (FPV), Martín Lousteau (Socialdemócratas), entre otros, para los que hubo silbidos y abucheos.

La multitud reunida en el estadio de Ferro que agitó banderas argentinas y se mostró con los pañuelos celestes, demandó “¡Federalización y rechazo!”, para exigir que el Senado oiga todas las voces y no avance con un proyecto que las organizaciones consideran “contrario a los derechos humanos, inconstitucional y sumamente dañino para el conjunto de la sociedad”.

Cómo sigue el plan de acción

“Vamos a volver a salir a las calles, para que el Gobierno y los senadores escuchen de una vez al pueblo. Por eso vamos a marchar el 5 de agosto en todas las provincias y y el 8 de agosto vamos a volver a decir presente a las puertas del Congreso”, manifestó Leandro Flocco, coordinador de Unidad Provida. “Esperamos que, esta vez, el Senado esté a la altura de lo que está en juego”, insistió.

Flocco también convocó a un plan de “Militancia 360”, en el que cada activista se comprometa a manifestar esta “revolución provida” entre sus amistades y su familia, en los medios de transporte, y en las calles.

También llamó a visiblizar a los “nuevos desaparecidos en democracia”, las niñas y niños abortados, en caso de aprobarse la ley, con cacerolazos en las casas de los senadores.

Por su parte, Ana Belén Mármora, vocera de Unidad Provida, arengó a los jóvenes que se convocaron en Ferro a salir a la calle en las próximas semanas, para visibilizar “la Ola Celeste”.

“Nos intentan censurar, no quieren que nos reunamos ni que nos expresemos como lo estamos haciendo hoy acá. Incluso el mismo Gobierno piensa que no le vamos a pasar factura en las elecciones por esto que están haciendo. Pero acá estamos, para exigir federalización ya, y rechazo total a la ley de aborto”, comentó la dirigente.