La desconfianza de los inversores se debe al déficit total que no baja

País (2/7/18). El Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) afirmó que la desconfianza de los inversores en el país está ligada al déficit total (primario más intereses) que “no baja”, pese a la firma del acuerdo con el FMI. 

Para el centro de estudios relación con políticas públicas, que “el Estado ahora cuente con estos dólares no resuelve el problema de fondo ya que más temprano que tarde serán consumidos por el déficit fiscal total que no baja”.

En ese sentido, advirtió que “la persistencia de las turbulencias, aún con acuerdo con el FMI, demuestra que el problema no es la escasez de dólares sino el exceso de gasto público”.

Idesa resaltó en su reciente informe que “la escalada del dólar no la va a parar el Banco Central, sino una estrategia consistente de reducción del gasto público“.

Según la entidad, se debe continuar con la eliminación de los subsidios a los servicios públicos que benefician a segmentos de ingresos medios y altos.

A ello se suma la revisión los programas a través de los cuales “los ministros nacionales derrochan recursos pretendiendo cogestionar servicios a cargo de las provincias y los municipios”.

Otro punto clave que destacó Idesa para contribuir al ordenamiento fiscal, es que la Nación deje de administrar los servicios públicos que deben estar a cargo del gobierno de la Ciudad Autónoma y la Provincia de Buenos Aires.

“No menos importante es revisar cada uno de los programas sociales, incluyendo el sistema previsional”, expresó  el centro de estudios. 

En sus argumentos, sostuvo que el gasto en jubilaciones y pensiones es el mayor del Estado y viene creciendo al 30% anual, “muy superior a la tasa que crecen los ingresos públicos”. 

Al respecto, Idesa consideró que resulta  “inconsistente”  insistir en la postura de no corregir “costosas injusticias” como, por ejemplo, la doble cobertura previsional que provoca la regla de pensión por fallecimiento.